“Como mamá voy integrando a mis hijos Donají y Dominic a todas mis actividades, ellos ven mi trabajo como una herramienta que ellos necesitan para solventar nuestros gastos y a Zacamandú lo ven como su segunda casa, por eso aman y disfrutan el proyecto tanto como yo” Cecilia Alonso Carballo Maestra de danza

Conocimiento y preparación, claves del empoderamiento

La maestra Cecilia Guadalupe Alonso Carballo, apuesta por la danza, la disciplina y la empatía como herramientas para formar a las nuevas generaciones.

Educar desde el respeto, la disciplina y la empatía es la consigna de la maestra Cecilia Guadalupe Alonso Carballo, directora del Ballet Folklórico Zacamandú, que ha puesto muy en alto el nombre de Minatitlán.

14 AÑOS FORMANDO NUEVAS GENERACIONES DE ARTISTAS

En 2010 se creó el ballet con talento juvenil, y en  2016 con el nacimiento de su hija Donají, inició el grupo infantil bajo el cobijo de Casa Zacamandú, donde se van formando nuevas generaciones de artistas con una visión integral, no sólo del arte, sino con conciencia social.

MUJERES TRABAJANDO

“Afortunadamente, estamos viviendo en una época en la que la mujeres ya tenemos apertura para desarrollarnos profesionalmente, y yo creo que el secreto está en saber organizarnos y optimizar el tiempo y los recursos para poder equilibrar el trabajo sin dejar de lado a nuestros hijos. Como docente, siempre trato de ponerme en el lugar de la mamá. Me pregunto ‘¿Cómo me gustaría que trataran a mi hija?’ Y de esa manera yo trato a mis alumnos en la escuela oficial. En Zacamandú soy más estricta porque es una actividad extra a la que no están obligados a ir, sin embargo, con pasión y disciplina hemos formado un grupo de primer nivel”, aseguró.

-¿La maternidad ha sido un impedimento o un impulso para desarrollar tu trabajo?

-La clave del éxito de este proyecto han sido mis papás,  porque la danza es muy demandante a nivel profesional. Si no fuera por mis padres yo no sé qué sería de mí, porque puedo trabajar tranquila porque sé que mis hijos están en buenas manos, pero me queda claro que tenemos que trabajar mucho porque no sabemos cómo estará el panorama en el país en un futuro.

Desde que soy mamá me cambió el chip y pienso que debo dar lo mejor para mis hijos y para mis alumnos.

-¿Cuáles son los retos a los que te enfrentas ahora como docente y artista?

-La pandemia para mí fue un parteaguas, porque la virtualidad vino a reestructurar el mundo cultural.

Mi temor es que venga una nueva pandemia y nos volvamos a quedar sin trabajo y caigamos en otra vez en crisis económica.

Actualmente estoy haciendo una certificación en marketing para crear una empresa cultural a través de Casa Zacamandú, ofreciendo servicios de calidad, de folclor y de salud mental.

Mi compromiso es con los papás de mis alumnos, que sepan que al menos durante mis clases sus hijos van a separarse un rato del celular y van a realizar actividades recreativas, mejorando su salud emocional y física.

-¿Cuál es el papel que juega el feminismo en tu crecimiento profesional?

-Yo fui educada por una mujer feminista que me ayudó a formar mi carácter y tener una visión de fortaleza e independencia que mi hija ya está viendo también.

Eso me ha dado la oportunidad de seguir firme para lograr todos mis objetivos, pero sobre todo, el conocimiento y la preparación, que es una característica que he visto en otras mujeres exitosas, que dominan su tema y son respetuosas siempre hacia a las compañeras y a los hombres también.

Estoy convencida de que saber transmitir esos conocimientos y valores, nos va a ayudar a construir un mundo mejor.

*Es Licenciada en Danza Folklórica Mexicana.
*Cuenta con una maestría en Gestión y Producción Artística y Marketing Cultural.

Por: María Zavaleta

TE PUEDE INTERESAR

DAN DURO GOLPE A HUACHICOLEROS

Tres hombres fueron detenidos por elementos de la Fuerza Civil luego de que les fueron …

A %d blogueros les gusta esto: