Una gaviota se comió la lengua de un hombre luego de que una mujer se la arrancara en una pelea

Un episodio extrañísimo y macabro sucedió en las calles de Lochend, en Edimburgo, Escocia. Allí hay muchas gaviotas, que son conoceidas por comer cualquier cosa que encuentren, pero nadie imaginó que podían comerse una lengua.

Es que durante una pelea, una mujer mordió en la boca a un hombre, le arrancó un pedazo de músculo y lo escupió. Y la gaviota, inmediatamente, se la comió.

James McKenzie quedó mutilado de por vida, tras una discusión con Bethaney Ryan, de 27 años de edad. Según comentaron algunos testigos, comenzaron una pelea callejera en Leith Walk alrededor de las 8 de la noche.

El hombre se acercó con el puño cerrado como para pegarle, cuando la mujer reaccionó de manera insospechada. Lo atrajo hacia ella, y aparentemente lo besó en la boca.

Una gaviota se comió la lengua de un hombre luego de que una mujer se la arrancara en una pelea
La mujer que le mordió la lengua a un hombre hasta arrancarle un pedazo

Pero lo que en verdad hacía era morderle la lengua, hasta cortarle un pedazo. Luego lo escupió sobre el aspalto. De allí lo tomó la gaviota, que no dio tiempo a nada. James McKenzie se quedó mirando con horror cómo el pájaro se iba volando con una parte de su lengua.

El hombre debió ser trasladado de urgencia al hospital más cercano, debido a la hemorragia que le produjo la amputación. Como la gaviota se llevó el trozo de tejido desgarrado, no pudieron repararle la lesión, por lo que quedó mutilado. Calculan que la gaviota se llevó un trozo de músculo de aproximadamente 3 X 2 centímetros. Y no es un bocado grande para la gaviota: este video ,muestra cómo puede comerse un conejo entero:

La fiscal del distrito Susan Dickson, acusó a Bethaney Ryan, quien se declaró culpable de agresión al besarlo y morderle parte de la lengua a Ms Kenzie. Su abogado defensor Neil Martin, dijo que el ataque de su cliente fue “un incidente muy extraño”. El cargo que enfrenta es por lesión grave y desfiguración permanente. El alguacil Nigel Ross, aún no ha dictaminado la sentencia.

Te puede interesar

Más me rechazas y más me gustas: denuncia acoso de su psicóloga

Agostina Anido, de 25 años de edad, denunció ante la Justicia con audios y mensajes …