SUENAN TAMBORES DE GUERRA

Tras los asesinatos de Gladys Merlín Castro y de su hija Carla Enríquez Merlín, en los círculos políticos se preguntan quién ascenderá a primera figura en la familia del último “Cacique del sur”, Heliodoro Merlín Alor. Gladys era la elegida, heredó todo el poder político, se enriqueció, y cuando su estrella declinó, perfiló a su hija para ser su sucesora pero el destino no lo permitió.

Lo que no heredó Gladys fue el carácter, aunque firme, controlado de su padre. Cuando fue alcaldesa la impresión que dejó en algunos comunicadores, es que era un terror, explotaba fácilmente, solo ella hablaba con los medios informativos. Su hijo Emilio, quien se quedó solo pero riquísimo, parece no tener los espolones para gallo de pelea, para recibir el legado que deja Merlín Alor, en estos tiempos tan complicados políticamente y tan ausentes de liderazgos.

Al parecer no hay quien en esa familia de ganaderos y de altos funcionarios del gobierno en su mejor época. Don Heliodoro, pese a su problema cardíaco, y otros relacionados con su edad, aún podía designar, pero según se ve, en su establo no hay más.

Héctor Merlín, ex jefe de la jurisdicción sanitaria no parece tener las medidas reglamentarias para ser el heredero del cacicazgo. ¿Los Merlín Ortíz?…Más que de la política, gustan de los negocios. En sus terrenos de El Tomito tienen un anexo para adictos cuyos familiares pagan por su internamiento.

¿Quién se atreverá a intentar renacer el cacicazgo en decadencia?

¿Y ahora quién heredará el legado político de don Heliodoro Merlín Alor, que el poderoso ganadero y político había depositado en Gladys»

Te puede interesar

Lady Gaga y ofrece como recompensa ¡10 millones de pesos! por sus perros robados

Nadie se salva de la delincuencia en el mundo, ni los perros de Lady Gaga, …