¿Sabias Qué? La baba de nopal es efectiva para la piel y en medicamentos

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El mucílago, baba de nopal, ha dado resultados prometedores en la elaboración de productos cosméticos y farmacéuticos, de acuerdo con investigaciones realizadas de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán.

David Quintanar Guerrero, especialista en nanotecnología para sistemas biológicos, comenta que “expertos trabajan en el aprovechamiento de esta sustancia. Ya les fueron otorgadas dos patentes y se encuentra en redacción una más”.

Ambos estudios se realizan desde hace algunos años como parte de una labor multidisciplinaria. La primera de ellas, del área cosmética, destinada a la generación de humectantes en sinergia; la segunda, en combinación con un supresor de acidez estomacal (Ranitidina), como un excipiente de liberación controlada para proteger o regenerar la mucosa gástrica.

El especialista, explicó que “comenzaron a analizar las propiedades del nopal como formador de películas y se percataron que dejar expuestas algunas muestras del mucílago de la cactácea, combinadas con sustancia humectante convencional, no se secaban, sino que mantenían sus propiedades elásticas todo el tiempo”.

En este sentido, el equipo investigación de la FES Cuautitlán encontró un efecto sinérgico humectante al mezclarlo con otros componentes de las formulaciones cosméticas, fundamentalmente con sustancias humectantes tradicionales como la glicerina, propilenglicol y sorbitol, entre otros.

Se trata de una sustancia que “jala” agua a la piel, como un elemento higroscópico (capacidad de algunas sustancias de absorber humedad del medio circundante), lo cual permite, en combinación con otro elemento, la formación de una película, prácticamente imperceptible, que mantiene ese sistema en la piel.

David Quintanar, detalló que “el mucílago de nopal genera una película no plástica, totalmente sustitutiva de la capa lipídica natural, lo que ejerce un efecto benéfico por lo que, en el caso de los protectores solares, podría incrementar su permanencia sobre la piel, lo cual brinda mayor efecto fotoprotector”.

Para este desarrollo se realizó una extracción del mucílago, esa parte gelatinosa que excretan las pencas de nopal; se calienta a una temperatura determinada para obtener una solución y, posteriormente, la precipitan una o varias veces, con diferentes electrolitos o componentes orgánicos como etanol o acetona, lo que permite obtener un material concentrado; es decir, otra sustancia gelatinosa que se somete a un proceso de secado natural con el uso de vitrinas solares.

Agencias/CDMX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos Relacionados

Ir arriba