¿Por qué ponemos pan de muerto en las ofrendas?

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Para recibir a nuestros seres queridos, el 1 y 2 de noviembre, en los hogares mexicanos se ponen ofrendas de Día de Muertos adornadas con diversos productos, cada uno con un significado particular, pero el invitado estrella es el pan de muerto.

Un estudio de la agencia Kantar Worldpanel apunta que el 79 por ciento de las familias mexicanas comprarán pan de muerto, el cual significa fraternidad o afecto hacia los seres queridos que ya partieron.

Además, no faltarán veladoras que representan la fe y esperanza, mismas que trazan el camino para que las ánimas lleguen a sus hogares, así como las flores de temporada, especialmente el cempasúchil, que aromatizará y guiará a las almas hacia las ofrendas.

Otro elemento infaltable es el papel picado, así como otras decoraciones alusivas al Día de Muertos, los cuales serán adquiridos por el 27 por ciento de los hogares, y las tradicionales calaveritas; estos componentes aluden a la muerte y el 24 por ciento las comprará ya sean de azúcar o de chocolate.

La agencia especializada en comportamiento del consumidor también prevé que el 23 por ciento de las familias colocarán fruta en sus altares y por la época habrá mandarinas, tejocotes y cañas.

Por ejemplo, el 1 de noviembre llegan las almas de los niños, y para ellos, 23 por ciento de los hogares colocará dulces como ofrenda, mientras que para los adultos, que arriban el día 2, el dos por ciento comprará alguna bebida alcohólica que solían tomar sus difuntos.

Para recibir a las ánimas, los mexicanos preparan algunos alimentos que eran del gusto del ser querido, como chocolate caliente, preparado con tabletas de chocolate, y calabaza para hacer el clásico dulce.

Agencias/CDMX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba