Padre de Samara confía en que se hará justicia

Familiares, amigos, y el pueblo jaltipaneco aún de luto, participaron en la marcha silenciosa en honor a Samara.

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

«No guardo rencor ni odio, sólo pido que autoridades apliquen el castigo que corresponda», esto fue lo que expresó el doctor Arroyo, padre de Samara Aurora Arroyo Lemarroy, la joven nutrióloga asesinada e inhumada clandestinamente en un predio de Actopan, presuntamente propiedad de quien fuera su instructor de gimnasio Williams N, quien se encuentra ya detenido y vinculado a proceso de manera inicial por ultrajes a la autoridad y por estar en posesión de unidad robada, propiedad de la nutrióloga.

Samara desapareció desde el 23 de diciembre, cuando se dirigía a su trabajo en el IMSS de Veracruz. Desde ese momento se presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado y su fotografía con sus datos inundaron las redes sociales, cruzando fronteras con marchas y oraciones para su aparición, a las que se sumaron sus compañeros de universidad en Puebla, rotarios, y personal de salud.

Fue tras la localización de su auto manejado por Williams N que intensificaron la búsqueda.

DOLOR E INDIGNACIÓN

Tras la marcha pacífica y silenciosa que se realizó este fin de semana, el padre de Samara expresó que se recorrieron cañales, terrenos agrestes, buscaron en pozos artesianos, hicieron la búsqueda con buzos en el río de La Antigua, hasta llegar al lugar donde se encontró el cuerpo de su querida hija. Fue una búsqueda que permitió traerla a su tierra natal, Jáltipan, y darle cristiana sepultura.

Con una fortaleza que les da su fe en Dios, recordó a su hija como una chica con valores inculcados en familia, siempre preparándose, buscando la superación y ayudando a la gente. Ella era presidenta de los Rotarios de Xalapa.

ÚLTIMO ADIÓS

Acompañados de Tayde, hermana de Samara, caminaron decenas de jaltipanecos, familiares, amigos y pueblo solidario al dolor de los padres de la joven nutrióloga.

Su hermana Tayde dijo que sus padres tuvieron contacto con su hermana un día anterior a su desaparición, pues hacían acuerdos para celebrar la Navidad y el intercambio de regalos. Ella habló 3 días antes por última vez con Samara.

Recordó que su hermana era un ejemplo constante de preparación, quería dar clases en la universidad.

Angélica Joaquín
Jáltipan

«Pido a padres y jóvenes que haya más Samaras y que no haya Williams. No sé por qué lo hizo», Pidió Octavio Arroyo, padre de Samara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos Relacionados

Ir arriba