Mantos freáticos van desapareciendo en el cerro de San Martín

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Los nacimientos de agua en la sierra de Soteapan, especialmente en el cerro San Martín, corazón de la reserva de la Biosfera de los Tuxtlas, hoy en día están agonizando, a consecuencia de la tala inmoderada de árboles en la zona núcleo de esta reserva federal.

A pesar de los retos que se han propuesto algunos parceleros de cuidar el medio ambiente y contribuir con la reforestación en esta zona tan importante, siendo un pulmón de cientos de ciudadanos, poco se ha avanzado, ya que los mantos freáticos que descienden de la montaña, prácticamente se están secando.

“Es preocupante la situación que vemos cada año con el agua, ya que la disminución de los manantiales ha bajado considerablemente y algunos que otros se han ido secando y poco se ha hecho para salvarlos”, señala Antonio Martínez Hernández, propietario de un predio que se encuentra en las raíces del cerro.

TALA INMODERADA AFECTA ABASTECIMIENTO DE AGUA

Afirmó que tan solo de 10 años a la fecha, los riachuelos han bajado su nivel en más de un 50% y esto esta ocasionado un verdadero problema para abastecer de agua a la cabecera municipal y algunas comunidades, ya que en esta zona se encuentran las captaciones de agua potable.

Asegurando que todo esto se debe a la tala inmoderada de árboles que se ha hecho en el cerro San Martín, sobre todo en la zona de amortiguamiento, en donde los comuneros prefieren tirar arboles para convertir en pastizales y devastar las pocas reservas que se tienen.

Afirmó que diariamente se tira alrededor de uno o dos árboles en la zona federal, sin que ninguna autoridad tome cartas en el asunto y castigue a los responsables a pesar de que se está contribuyendo en acabar con la flora y la fauna que aún persiste en este lugar.

40 hectáreas de acahuales se perdieron tan solo en Pajapan el año pasado a consecuencia de los incendios forestales.

Apolonio Martínez
Pajapan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba