La solución para TikTok expone a sus nuevos dueños a riesgos futuros

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Tanto ByteDance, la matriz china de TikTok, como sus nuevos inversores, Oracle y Walmart, obtienen algo del trato que el presidente estadounidense Donald Trump aprobó en principio el sábado. En concreto, ByteDance obtiene más de lo que se merece y las empresas estadounidenses obtienen más de lo que esperaban.

Trump decretó en agosto que la empresa matriz de TikTok, con sede en Pekín, debía vender el negocio de videos cortos en Estados Unidos por razones de seguridad nacional. Sin embargo, el resultado no es en realidad una venta. Aunque Trump afirma que la nueva propiedad de la aplicación «no tendrá nada que ver con China», ByteDance retendrá de hecho el 80% de la nueva compañía, TikTok Global. La firma de software Oracle y el gigante minorista Walmart se quedarán con el otro 20%.

Es la primera vez que una orden presidencial de venta por motivos de seguridad nacional no se ha ejecutado en su totalidad. Ciertamente, si se tienen en cuenta las participaciones directas del 40% que tienen empresas de capital riesgo del país norteamericano en la propia ByteDance, TikTok Global será, en teoría, más del 50% estadounidense. Pero eso no es lo mismo que tener el control. TikTok seguirá funcionando con la tecnología de ByteDance, por lo que la inquietud sobre un posible acceso del Gobierno chino a los datos no se ha resuelto de forma convincente.

En cuanto a Oracle y Walmart, reciben una participación en una compañía cuya valoración en 60 mil millones de dólares (según Bloomberg) parece elevada. Esta cifra supone cerca de 43 veces los ingresos potenciales de TikTok este año, y contrasta con una capitalización bursátil de la competidora Snap que equivale a 17 veces la cifra de ingresos. Puede que estén confiando en obtener otros beneficios que hagan que TikTok sea más valioso bajo una nueva propiedad. Oracle será el proveedor de nubes de TikTok para almacenar datos, y Walmart proporcionará comercio electrónico y otros servicios.

Todo ello, a costa de un escrutinio permanente por parte de Washington. Algunos parlamentarios republicanos como el senador Marco Rubio se oponen abiertamente al acuerdo. El candidato presidencial demócrata Joe Biden dice que TikTok plantea un auténtico problema para el país, y que lo investigará si gana en noviembre. Incluso sin los vínculos con China, TikTok, como todas las empresas de redes sociales, se enfrenta a riesgos de vulneración de datos, cuestiones de privacidad de los menores y preocupación de los usuarios por la forma en que se gestionan sus datos.

Se trata de un territorio desconocido para Oracle y Walmart. Anteriormente han evitado la vigilancia que se ha dedicado a empresas tecnológicas como Facebook y Alphabet (matriz de Google). Al diversificarse su negocio entrando en el segmento de redes sociales y asumir al mismo tiempo el riesgo por la exposición a China, podrían ser vulnerables a problemas desde dos ángulos.

Agencias/EU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba