La mujer poliédrica/Los ojos de Nahui Ollín/La primera en posar desnuda

EMBARCADERO: Nahui Ollín (Carmen Mondragón, 1893, 1978) fue la primera mujer que posó desnuda en México… Fue hacia la primera mitad del siglo XX… El día cuando el doctor Atl, Gerardo Murillo, pintor, la conoció en una convivencia de intelectuales, quedó hipnotizado con sus ojos verdes… Era un verde color mar, pero huracanado, impetuoso, turbulento, volcánico… Ella fue contemporánea de Frida Kahlo y Tina Modotti… Acaban de publicar una novela basada en su vida… Y en la novela la describen con los siguientes adjetivos calificativos… “Musa, nínfula, yegua fina, apocalíptica, melodía inaudita, lujuria, reina viajera, volcán en perpetua erupción”… ¡Vaya manera de referirse a una mujer!…

ROMPEOLAS: Ella fue pintora, escritora, poeta y activista social y políglota que hablaba varios idiomas… Incluso, escribía en francés… Fue hija del general porfirista, Manuel Mondragón, famoso porque encabezó el grupo de militares que por órdenes del dictador asesinaron a Francisco Ignacio Madero y José María Pino Suárez … Pero por lo general siempre la miran como una mujer de fuego y con fuego… Un día, en un desfile militar, quedó impactada de un joven cadete y le pidió a su padre que se lo regalara… Y se casaron… Pero en París, aquel cadete manifestó su tendencia homosexual y separaron…

ASTILLEROS: En la azotea de un edificio en la Ciudad de México, donde vivía, solía organizar pachangas con los intelectuales de la época… Fue ahí donde posó desnuda para el fotógrafo Edward Weston, una de las parejas que fue de Tina Modotti… Luego posó desnuda para Diego Rivera… Y después, hasta para el periódico Ovaciones, a cambio de un pago como modelo, digamos… Y cuando se juntó con el doctor Atl, nunca, jamás, se lo permitió, pues era espantosamente celoso…

ESCOLLERAS: En los últimos años de su vida, sola, sin recursos, solía vender postales de sus desnudos… En casa tenía un ejército de gatos y perros a los que daba asilo y comida… La fama pública registra que solía subirse a los autobuses de pasajeros en la capital solo para toquetear a los jóvenes… Era natural mirarla en la Alameda paseando al frente de un montón de perros que la seguían, olorosa la falda a perritos… “En el fondo de su lucha, lo que sencillamente pedía era que la dejaran hacer lo que le daba la gana” dice el escritor gaditano, Juan Bonilla, en la novela, “Totalidad sexual del cosmos”…

PLAZOLETA: Las fotos donde posa desnuda son deslumbrantes… El cuerpo en toda su dimensión bella… Joven, bonita, hermosa, “yegua fina, volcán en perpetua erupción”… Dueña de sí, dejó México y partió a Paris para vivir con intensidad, tiempo aquel cuando París era la capital intelectual del mundo, allí donde hacia 1920, a los 21 años de edad, llegara Ernest Hemingway, listo para incursionar en la Primera Guerra Mundial, y en donde trabajara como chofer en una ambulancia de la Cruz Roja…

PALMERAS: Todo en Nahui Ollín (así la rebautizó el doctor Atl) era fuego… Pero más, mucho más, sus ojos verdes… Quizá, igual, o más intensos, que los ojos verdes de la mujer de Modigliani, inmortalizados en cuadro pictórico… Cada feligrés de su capilla podrá quedarse con la parte correspondiente… Poeta, pintora, traductora, activista… Pero todos, quizá, tendrán como referencia sus ojos… Muchos años después, y como es natural, la belleza de su cuerpo habría desaparecido, pero sus ojos grandes eran resplandecientes en mediodías de sol en la Alameda iluminando la vida… Era una personalidad poliédrica dice el escritor gaditano…

Malecón del Paseo
Luis Velázquez

Te puede interesar

Jalón de orejas/El peor de los mundos/Manotazo a la vida

ESCALERAS: Gran jalón de orejas que la vida está dando a todos. Nunca el mes …