La importancia del derecho a la libertad de expresión

Gabriel Alberto Ramírez Nazariego

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

CUARTA PARTE

En el artículo anterior hablamos que nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones y toda persona tiene derecho a la libertad de expresión; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.
De 2018 a 2020, al menos 40 personas —entre blogueros/as, administradores/as de páginas de Facebook con gran número de seguidores/as, activistas de la política y defensores/as de derechos humanos— han sido procesadas sólo por publicar en Internet comentarios críticos con la policía o con autoridades locales o estatales.
«Es verdaderamente alarmante que, diez años después de la revolución, se esté actuando contra activistas y blogueros/as mediante procesamientos en virtud de unas leyes que se remontan a los tiempos de la represión en Túnez, sólo por publicar sus opiniones en Facebook. En lugar de intentar acallar las críticas, las autoridades tunecinas deberían defender el derecho de toda persona a expresarse con libertad y seguridad, sin temor a sufrir represalias”, ha declarado Amna Guellali, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África.
“Estos procesamientos hacen peligrar los avances en materia de derechos humanos logrados hasta ahora en Túnez, donde el derecho a la libertad de expresión es un valor de la revolución conquistado con gran esfuerzo.
Aunque en la mayoría de estos casos no se dictó finalmente pena de prisión, la citación para interrogatorio, la acusación formal y el propio juicio por cargos que conllevan prisión equivalen a hostigar e intimidar a quien expresa opiniones críticas sobre una autoridad pública, y sin duda tendrán un efecto disuasorio.
Aunque Túnez se considera el único caso de éxito de la Primavera Árabe y ha recibido aplausos por fomentar un entorno seguro para expresiones de todo tipo, ahora su Ministerio del Interior amenaza abiertamente con procesar a quien critique legítimamente la conducta policial, y el número de personas procesadas por publicaciones en Facebook donde se destapan casos de presunta corrupción, se critica a las autoridades o se «insulta» a cargos públicos no ha parado de crecer.
Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades de Túnez que protejan la libertad de expresión en el país retirando todos los cargos contra las personas investigadas o procesadas por ejercer pacíficamente la libertad de expresión, ordenando paralizar todos los enjuiciamientos por delitos de expresión y dando instrucciones a las autoridades del Estado para que no sigan iniciando tales acciones ni amenazando con iniciarlas.
La organización pide a los miembros del Parlamento de Túnez que consideren prioritaria la reforma de toda legislación que penalice o coarte de otra forma el legítimo derecho a la libertad de expresión, incluidas las disposiciones del Código Penal y el Código de Telecomunicaciones, y que traten la difamación simplemente como acto ilícito civil.

Creciente intolerancia de la crítica
En los últimos dos años, las autoridades tunecinas se han mostrado cada vez más intolerantes con quienes critican a las autoridades o las instituciones públicas y han emprendido un número creciente de acciones penales contra blogueros/as y usuarios/as de Facebook por expresar opiniones que consideran “insultantes” o “irrespetuosas”.
El Ministerio del Interior, los sindicatos policiales y las autoridades locales han amenazado cada vez más con el procesamiento en estos dos años, a veces como respuesta a críticas sobre la conducta policial o a campañas para reclamar rendición de cuentas.
El 18 de octubre de 2019, el Ministerio del Interior emitió una declaración en la que anunciaba «acciones judiciales contra quienes de manera intencionada ofendan, cuestionen o atribuyan falsas acusaciones a sus departamentos” y añadía que las «declaraciones repetidas recientemente por personas de diversa clase y filiación en algunos sitios web y en los medios de comunicación se consideran peligrosas y pueden poner en peligro la institución de seguridad”.

CONTINUARÁ…

Fuente: https://www.es.amnesty.org/
¡Ahora que lo sabes, haz valer tus derechos! cultura.legal19@gmail.com

Cultura legal, conocimiento jurídico para todos
Gabriel Alberto Ramírez Nazariego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba