«La crisis va a durar más, no se podrán evitar bancarrotas”

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), Agustín Carstens, advirtió que la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 va a durar más y a pesar de las medidas aplicadas por los gobiernos, llegará un momento en que serán inevitables las bancarrotas.

«Al principio se pensaba que la crisis iba a ser transitoria, pero ha durado más y va a durar aún más. Por tanto, la mayoría de los gobiernos intentan evitan efectos excesivos. Muchos paquetes se iban a ver interrumpidos en este momento, pero la mayoría de los países han tenido el buen sentido de extender. Llegará el momento en que la acción gubernamental sencillamente no pueda prevenir el incremento de bancarrotas. El cambio en el entorno económico dará lugar a una reasignación ineludible de recursos», dijo el ex gobernador del Banco de México.

Al participar en la treceava edición de la Conferencia Internacional de Banca, organizada por Santander, Carstens explicó que se verán mayores dificultades hacia el futuro, con cambios profundos en la economía por la contingencia sanitaria.

«Tenemos que reconocer que el Covid-19 va a cambiar la cara de la economía. Muchos sectores que sufren ahora no van a recuperarse, sencillamente porque va a haber otra forma distinta de viajar, de trabajar, de hacer la compra y de ir de compras y todo ello complicado aún más por la revolución digital», añadió.

Así, Carstens explicó que ante la innovación para mantener algunas actividades económicas, la transformación hará inevitable el cierre de negocios.

«Hay mucha innovación. El comercio electrónico es cada vez más importante y se está conjugando con el enfriamiento de la actividad, así que muchas tiendas no van a sobrevivir», añadió.

Carstens reconoció el trabajo desempeñado por los bancos centrales para enfrentar la pandemia, enfocado en estabilizar la economía y reducir el impacto en los mercados.

«Ha sido un año muy emocionante para los bancos centrales. No lo habíamos planificado, pero durante este año, reaccionaron muy rápido y de forma decisiva ante la crisis y la pandemia. Han hecho una importante aportación para controlar y reducir los impactos negativos de esta pandemia», explicó.

Agencias/México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba