Investigadores afirman que tomar café después del desayuno es mejor

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Según un nuevo estudio publicado en la revista científica British Journal of Nutrition, tomar café antes del desayuno tiene un impacto negativo en los niveles de azúcar en la sangre, con un efecto negativo en el metabolismo de la glucosa de alrededor del 50%, por lo que recomiendan ingerir esta popular bebida hasta después del desayuno.

Los investigadores del Centro de nutrición, ejercicio y metabolismo de la Universidad de Bath, en Reino Unido, llegaron a esta conclusión mediante un experimento que examinó el efecto del sueño interrumpido y el café de la mañana en una variedad de marcadores metabólicos diferentes. Para esto, en un orden aleatorio, observaron a los participantes del estudio durante una noche normal de sueño y les pidieron consumir una bebida azucarada al levantarse por la mañana; en un segundo escenario, los observaron en una experiencia de sueño interrumpido, despertándolos durante cinco minutos cada hora, y al despertar les pidieron igualmente ingerir una bebida azucarada. Para un tercer escenario, utilizaron esta misma situación de sueño interrumpido, pero al despertar, dieron a los participantes una taza de café cargado treinta minutos antes de la ingesta de la bebida azucarada.

En cada una de estas pruebas se extrajo sangre a los participantes después de la ingesta de la bebida azucarada. El contenido calórico de la bebida se pensó para reflejar las calorías normalmente consumidas durante el desayuno. Aunque investigaciones anteriores han sugerido efectos metabólicos negativos al perder muchas horas de sueño durante una o varias noches, este experimento encontró que, al menos una única noche de sueño fragmentado no tiene este mismo efecto.

Sin embargo, en la situación de consumo de café cargado antes del desayuno, éste aumentó sustancialmente la respuesta de la glucosa en sangre al desayuno en aproximadamente un 50%. Los investigadores aconsejan intentar equilibrar los beneficios estimulantes del café en la mañana con el potencial de niveles más altos de glucosa en la sangre y señalan que podría ser mejor consumir café hasta después de haber ingerido el desayuno.

Pese a este potencial efecto negativo, diversas investigaciones también han subrayado diversos beneficios del consumo del café. Un estudio publicado en la revista médica Clinical Gastroenterology and Hepatology señala que el consumo limitado de café puede reducir el riesgo de padecer colangitis esclerosante primaria, una enfermedad inflamatoria progresiva de los conductos biliares de origen autoinmune.

También un estudio publicado en la revista médica BJM encontró que beber de tres a cuatro tazas de café al día disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular un 19% en comparación con personas no consumidoras. El consumo de la bebida en cantidades normales, concluye el estudio, reduce el riesgo de varias enfermedades, con una mayor cantidad de beneficios, comparado con los potenciales perjuicios.

Aunque son muchos los beneficios de tomar café, lo mejor sería no consumirlo antes del desayuno, sino después, para evitar las potenciales complicaciones de los niveles altos de azúcar en la sangre, como señala este nuevo estudio de la Universidad de Bath.

Agencias/Inglaterra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba