Flujo vaginal

¿Qué es?

El flujo vaginal hace referencia a las secreciones procedentes de la vagina. En general, el flujo vaginal es normal, especialmente, en edades de procrear. Estas secreciones se pueden tornar de un color blanquecino u amarillento al exponerse al aire; además, la cantidad varía durante el ciclo menstrual a medida que los niveles hormonales del cuerpo cambian.

No obstante, cuando el flujo vaginal cambia de color, olor, consistencia y aumenta o disminuye significativamente en cantidad puede ser inicio de un problema, como una infección.

Causas

Desde la Clínica DAM Madrid afirman que el estrés, la ovulación, el embarazo o la excitación sexual pueden aumentar la cantidad de flujo vaginal normal.

Asimismo, el flujo vaginal anormal se caracteriza por colores diferentes, como café o verde y por olores fuertes que generalmente vienen acompañados de comezón e irritación. Los expertos añaden diversas causas pueden producir este tipo de flujo:

  • Vaginitis atrófica: se observa en mujeres que han pasado por la menopausia y tienen niveles bajos de estrogenos.
     
  • Vaginosis Bacteriana: las bacterias que viven el vagina se pueden multiplicar causando un flujo grisáceo que empeora con las relaciones sexuales.
     
  • Las infecciones transmitidas por el contacto sexual, como la clamidia, la gonorrea y tricomoniasis.
     
  • Las infecciones causadas por un hongo, como la candidiasis.
     
  • La presencia de un tampón o un cuerpo extraño.
     
  • Los suavizantes, aerosoles femeninos, cremas o las espumas anticonceptivas que presentan químicos que pueden causar irritación en la vagina o en la piel alrededor de ésta.
     
  • Por otro lado, las causas menos comunes son: el cáncer del cuello uterino, de la vagina o de las trompas de Falopio. Igualmente, las afecciones cutáneas, como vaginitis descamativa y líquen plano.

Exceso de flujo vaginal

El exceso de secreción vaginal se denomina leucorrea y, según  Sanita, existen dos tipos: las infecciosas, generalmente, son producidas por infecciones y hongos, como cándidas y suele favorecer su crecimiento la toma de antibióticos. Además, produce un aumento de flujo de color amarillento y mal olor, picor, enrojecimiento vaginal y quemazón al orinar.
Por último, las denominadas fisiológicas, es decir, producidas por el propio organismo de la mujer, suelen ser de color transparente o blanquecino y no presentan mal olor. En muchas ocasiones, producen irritación en la vulva y suelen ser mayores en las fases previas a la menstruación debido a la influencia hormonal.

Los expertos afirman que otra causa que puede producir la abundancia de flujo es el exceso de higiene en la zona que provoca una pérdida de la flora vaginal y favorece el crecimiento de hongos.

Tratamiento y diagnóstico

Según la Clínica DAM, “el tratamiento dependerá del nivel de la afección. Generalmente, ordenan el uso de supositorios y cremas o prescriben antibióticos. Asimismo, en los casos más difíciles, serán necesarios el uso de medicamentos orales para tratar los hongos, además es posible que la pareja también necesite tratamiento”.

Los exámenes de diagnóstico que pueden realizarse son:

  • Cultivo del cuello uterino: utilizando una varilla el especialista tomará una muestra del interior de la vagina para analizarla.
     
  • Un examen de muestra del flujo vaginal bajo el microscopio.
     
  • La citología vaginal es una prueba microscópica de células tomadas por raspado de la abertura del cuello uterino.

¿Cómo se pueden prevenir los problemas con el flujo vaginal?

Los especialistas recomiendan seguir una serie de consejos para intentar minimizar los efectos de los problemas del flujo vaginal:

  • Realizar la limpieza de la vulva solo con agua, evitando la ducha vaginal, ya que se eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina y que protegen de una infección.
     
  • No usar ropa ajustada y solo de algodón.
     
  • No utilizar salvaslips cuando no sea necesario. Además, se debe evitar el uso de tampones.
     
  • Es muy importante mantener la zona seca. Se recomienda usar paños suaves y secar sin frotar para evitar la irritación.
     
  • Utilizar crema vaginal o supositorios si padece candidiasis.
     
  • Usar preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual.
     
  • Por último, se recomienda evitar los aerosoles, fragancias o polvos de higiene femenina en la zona genital.

¿Cuándo contactar con un especialista?

Los expertos recomiendan contactar con un especialista si presenta los siguientes síntomas:

  • Si con el flujo vaginal presenta dolor abdominal, pélvico o fiebre.
     
  • Cuando su pareja sexual presenta gonorrea, clamidia o alguna afección de transmisión sexual.
     
  • Si tiene mucha sed o apetito, misteriosa pérdida de peso, aumento de la frecuencia urinaria o fatiga.
     
  • En los casos de las niñas que no han llegado a la pubertad y presenta flujo vaginal.
     
  • Si el flujo está relacionado con algún medicamento.
     
  • Los síntomas duran más de una semana o empeoran tras los cuidados caseros.
     
  • Tiene ampollas u otras lesiones en la vagina o vulva.
     
  • Tener una sensación de ardor al orinar.

Flujo o secreción vaginal, el fluido que produce el cuerpo para limpiar y humectar nuestra vagina. Notamos más su presencia cuando nuestro periodo está por llegar, la ropa interior suele presentar manchitas amarillas o blancas. Un cambio súper normal en nuestro cuerpo en esos días.

La cantidad de flujo vaginal va a depender en cada chica y dependiendo de nuestro ciclo menstrual, eso se rige por los niveles de estrógeno que circulan en nuestro cuerpo. Si los niveles son altos el flujo será espeso.

También hay otros factores que pueden aumentar la cantidad de flujo como son el estrés, embarazo u ovulación.

Si bien la presencia del flujo vaginal es algo normal y necesario, hay que ponerle atención a ciertos cambios que pueden anunciarnos que algo no está bien en nuestro cuerpo. Si cambia de color u olor o hay picazón, puede indicar que hay una infección vaginal y necesitas ir de inmediato a un médico.

Trata de usar un shampoo íntimo y toallitas húmedas especiales para mantener tu zona íntima fresca y limpia, Kotex®  siempre piensa en nosotras y por eso tiene productos que nos mantendrán frescas y limpias, con la línea de higiene femenina diaria donde encontrarás un shampoo íntimo, toallitas húmedas y pantiprotectores diarios.         

Mantente al tanto de los cambios de tu cuerpo y acude al doctor periódicamente. ¡Tu salud es súper importante! 

Te puede interesar

CDMX regresará a semáforo naranja hasta el mes de Marzo

La Ciudad de México estará en semáforo naranja la próxima semana, informó el director general …