¡Estate atento! Errores que cometen los hombres a la hora del sexo

Hablar de sexo ha dejado de ser un tabú. Se ha naturalizado hasta tal punto que, en ocasiones, podemos hablar sobre su práctica casi sin tapujos, tanto hombres como mujeres. Eso sí, ni todos los hombres ni todas las mujeres encuentran un compañero sexual que les haga disfrutar plenamente.

En el caso de los hombres, suelen presumir de ser “buenos amantes” o de dejar satisfecha a todas las mujeres en la cama, pero en múltiples ocasiones éstas aseguran que están insatisfechas. Sin embargo, el hombre no tiene por qué enterarse de que la mujer ha quedado insatisfecha, porque, a pesar de que cada vez se habla más de ello, las mujeres pecan en ocasiones de ser muy “amables” para no hacer sentir mal a su pareja.

La comunicación juega un papel muy importante a la hora de revelar gustos, fantasías y deseos al tener relaciones. Sin embargo, en este punto muchas veces la pareja falla, debido a una serie de mitos, modelos culturales y errores, que le harán cr

eer al hombre que no comete ningún error, cuando en realidad puede que sí.
Para aquellos hombres que se confían en el sexo y que creen ser los mejores en la cama, les mencionamos a continuación los errores más comunes del género masculino a la hora de tener sexo.

1. Por favor, acaricia bien o mejor no lo hagas
El clítoris es un órgano mucho más pequeño que el pene, pero, no por ello, menos complejo. No cabe duda de que es una de las mayores fuentes de placer de la mujer a la hora del sexo.

Si eres hombre, debes ser un poco más delicado al tocar el clítoris, ya que es una parte muy sensible que se debe saber estimular. La mayoría de hombres suelen ser bastante bruscos al tocar. Con esto, solo bloquearán a su compañera el placer que, se supone, debe sentir.

2. Aprende a jugarcon los pechos
A la mayoría de chicos les encanta jugar con los pechos y es una de las partes que más pueden excitar a las mujeres.

Sin embargo, hay quienes los tocan con extrema brusquedad, como si se trataran de pelotas. Es cierto que la pasión nos vuelve locos. Sin embargo, trata de ser más cuidadoso con esta zona del cuerpo. Además, ten en cuenta que puede que no a todas las mujeres les guste lo mismo ni la manera de estimularlos.

3. Ojo: la cantidad no es lo más importante
En su mayoría, los chicos priman la cantidad en lugar de calidad, por lo que suelen relacionar la capacidad de tener más de un orgasmo con la juventud y la virilidad.

Los hombres, al igual que las mujeres, pueden ser competitivos en muchos sentidos, especialmente si se habla de relaciones íntimas. Por tal razón, es común ver que entre ellos se jacten sus propios récords. Para ellos el número es muy importante porque puede medirse y compararse, haciéndolos sentir superiores.

Sin embargo, lo que desconocen, es que para las mujeres es mucho más importante la calidad del encuentro.

4. No dedicarles el tiempo suficiente a los preliminares
No todo el placer se debe a la penetración. Por tanto, no esperes que una mujer se sienta agradecida si obvias los preliminares.

Las mujeres tienen un cuerpo lleno de puntos para explorar. Si nunca los has explorado, no habrás dejado satisfecha a tu compañera con bastante probabilidad.

5. No seas pesado con los “azotitos”
Un azote en pleno apogeo de la pasión no está nada mal e incluso puede excitar mucho a tu chica. No obstante, dar nalgada tras nalgada, como desquitándose con el trasero, ya es algo que se pasa de la raya y deja de ser bueno.

En estos casos siempre has de tener complicidad con tu pareja para saber cuándo puedes hacer esta práctica y cuándo no. Una vez más, pregunta antes de actuar.

6. Lo poco gusta, lo mucho disgusta

Si estamos en “plan romántico”, no sobra un te quiero, un te amo o cualquier palabra tierna. Sin embargo, muchas veces nos dejamos llevar por la pasión desenfrenada y hablamos de más.

En estos casos, es mejor evitar abrir la boca si es para decir cosas como “¿te gusta?”, “¿lo estoy haciendo bien?”, “¿qué sientes?”. Esto es algo que puede aburrir y bajar la excitación de las chicas. Precaución con ser demasiado cansino.

8. No le comas (literalmente) la oreja
¿Cómo puede ser erótico tener la oreja llena de babas? Es cierto que la oreja para muchos puede ser un punto muy sensible. No obstante, ¡no debemos pasarnos! Una leve caricia con la lengua es suficiente. ¡No es necesario comer!

9. No chupes el dedo gordo del pie

Algunas chicas no disfrutan nada con esta práctica. Es más, no lo ven como algo normal. Por lo tanto, una vez más, recomendamos prudencia y preguntar antes de hacer.

Si sigues estos consejos, poco a poco tus relaciones podrán mejorar y la complicidad en el sexo aumentará. Aun así, existen muchos más puntos que añadir a esta lista.

DATO: La comunicación juega un papel muy importante a la hora de revelar gustos, fantasías y deseos al tener relaciones.

Agencias
México

Te puede interesar

Alcalde de Pajapan da positivo a coronavirus

El día de ayer, el alcalde de Pajapan, José Luis González Hernández, confirmó que la …