EN ASESINATOS DE LAS MERLÍN UNA LÍNEA PASA POR EL TOMITO

Hasta ahora no hay informes oficiales de los asesinatos de la ex alcaldesa Gladys Merlín Castro y de su hija Carla Enríquez Merlín, lo único es el mensaje del gobernador Cuitláhuac García, revelando que hay dos líneas de investigación.

El no lo dijo, pero la primera se relaciona con la presunta participación de su escolta personal y la segunda: con la muerte de Faustina N, una señora dedicada al comercio ambulante y quien falleció en diciembre pasado, luego de recibir un solo disparo en la cabeza, en el tianguis “El Tomito”, ubicado en la carretera Cosoleacaque-Jáltipan, donde tenía un local por el que el sicario le cobró “derecho de piso”.

Faustina vivía en el ejido Tacoteno y tenía muchos años dedicada al comercio en el centro de Minatitlán. De los terrenos de El Tomito, que fue rancho y restaurante, y donde está una gasolinera, son propietarios los Merlín Castro, quienes alquilan a los comerciantes poblanos y los Merlín Ortíz vendieron una parte a estos ambulantes, por lo tanto, se investiga la cadena de extorsión y protección que pudiese existir.

Por otra parte, se ha logrado saber que el novio de Carla es dueño de la gasolinera de Petroquímica Cosoleacaque y el Día del amor y la amistad no pudo llegar a tiempo para entregarle el anillo de compromiso de su boda, horas después la mataron.

Lo ocurrido ha tocado el terreno electoral, pues se comenta que Gladys Merlín estaba dedicada a operar la candidatura de Carla y sostenía reuniones con personas clave para la suma de votos, sin descartarse que el dinero robado de las cajas fuertes fuese para la campaña política. Quizá hoy que se cumplen 72 horas de estos hechos que conmocionaron el sur de Veracruz, la Fiscalía informe oficialmente de lo acontecido horas después del Día del amor y la amistad.

Respecto del último cacique del sur, don Heliodoro Merlín, aún vive así como su esposa. Nació el 3 de julio de 1933 y en octubre pasado enfermó del corazón y fue internado en el mejor hospital de Veracruz, donde sus familiares alquilaron un piso completo, con un costo superior al millón de pesos.

Permanece sedado para que no viva la realidad. Se dice que de su fortuna acumulada durante su cacicazgo, por dispendios de algunos de sus herederos, queda poco o quizá nada.

Suenan Tambores De Guerra
Por Florencia Basulto Nelson

Una línea de investigación se relaciona con el asesinato de una comerciante del tianguis El Tomito, quien recibió un disparo en la cabeza de un sicario que le cobró derecho de piso.
Desde hace tiempo han tenido lugar hechos de violencia en el tianguis de El Tomito, -propiedad de los Merlín-, relacionados con ajustes de cuentas y cobros por derecho de piso y otros.
El último cacique del sur, Heliodoro Merlín Alor, con problemas cardíacos estuvo hospitalizado y ahora permanece sedado, fuera de la realidad.
Carla Enríquez Merlín ya andaba en campaña por Morena, vestida con el traje de las indígenas de Cosoleacaque para atraer votos.

Te puede interesar

INEGI, demoledor/País con hambre/El infierno del Edén

ESCALERAS: El reporte del INEGI es demoledor. Retrata el peor país del mundo. Del Edén, …