El placer de servir

La clave para que una empresa sea exitosa, es tener un protocolo y cultura de servicio, donde no sólo el cliente, sino también el empleado se sientan cómodos.

Chef Art Life
Por: Manuel Bernal

No hay nada más satisfactorio en la vida que el placer de hacer sentir al prójimo bien, eso es lo que todos los que nos dedicamos a vender o servir deberíamos pensar, pues sin duda es parte fundamental de nuestro progreso.
Es cierto que hay negocios que aun dando un mal servicio o con muy mala actitud tienen éxito, pero es un porcentaje muy bajo y se debe a azares del destino, o el producto que tienen es tan bueno que a las personas no les importan las caras largas, o son los únicos que cuentan con dicho producto o servicio y además son necesarios.

BUENA ACTITUD
Hay muchos factores que pueden hacer un negocio exitoso, pero sin duda la buena actitud es primordial para que esto suceda con mayor relevancia o con mejores resultados. Todos hablamos de la mala actitud de algunas cajeras en ciertas tiendas de conveniencia, incluso yo mencioné en alguna ocasión las caras largas en un puesto de carnitas de mi ciudad. Esto sin duda es el reflejo de las personas a cargo, pues esta cajera no sigue un protocolo de actuación, tal vez ni si quiera existe.

MANUAL DE OPERACIÓN
Recuerdo que hace algunos años cuando buscaba trabajo en Minatitlán fui a uno de los restaurantes nuevos de la época, ahí por la Santa Clara, tenía buena fachada y fui a la entrevista, cuando llegué la persona a cargo -muy amable por cierto- me recibió de muy buena gana, pero en la plática podía notar que poco sabía de la administración de un restaurante.
Me contó que tenía muchos problemas con los chef, que iban y venían y que ninguno rendía lo que el lugar necesitaba, que algunos llegaban con actitud de divos y otros sabían poco de lo que había que hacer para llevar a cabo una buena operación.
Mi primera pregunta fue: ¿tienen ustedes manuales de operación?
Claro que lo hice a propósito porque por supuesto sabía que no los tenían, ya que si así fuera, los problemas serían menos y habría cosas más sencillas que arreglar
Y es que muchos principiantes o aficionados piensan en esto como un simple libro de recetas, pero no es así.
Un manual de operación incluye desde las palabras que debe usar el que contesta el teléfono para levantar un pedido, o hacer una reserva, hasta en qué momento debe sonreír, de qué manera e incluso cómo debe vestir.
Es decir, sirve para controlar el comportamiento y el ambiente laboral dentro de la empresa e incluso fuera de ella, pues muchas veces el tipo de persona que contratas da mucho de que hablar del tipo de empresa.

 

DE LA REGLA AL HÁBITO
Esto es sin duda el éxito de muchas franquicias americanas que no dejan nada al aire, recuerdo en Texas en el resort donde trabajaba había una regla: siempre que te topes a otro trabajador en los pasillos debías saludar y sonreír, si no hacías esto y alguno de seguridad te veía, recibías una amonestación, sin tanto rollo, a la tercera amonestación eras despedido sin derecho a nada.
¿Ustedes creen que había caras largas en un complejo de más de 5000 empleados? Claro que no, esta regla simple servía para mantener la buenas relaciones entre los mismo trabajadores, no importaba si lo conocías o no, incluso con el pasar del tiempo se volvía una costumbre y lo hacías de buena gana y en automático.

LA BASE DE TODA
EMPRESA EXITOSA
Muchos empresarios quieren invertir su dinero, con el propósito de incrementar sus ingresos, muchos tienen el tacto y lo logran, pero la mayoría de los emprendedores inician sin tener siquiera un plan de negocios, y aunque para muchos esto sea un tema desconocido, créanme que un buen plan de negocios establece las bases para que una empresa sea o no exitosa.
Dentro de este plan de negocios se establece la identidad de la empresa, los propósitos, objetivos, metas, proyecciones, planeaciones, etc.
Al principio es un poco complejo, pero cuando uno entiende el proceso, se vuelve una guía que te ayuda a afrontar los problemas cotidianos e incluso a prevenirlos.
Y bueno para no salirme del tema del placer de servir, todos aquellos que nos dedicamos a cualquier tipo de negocio deberíamos pasarla bien atendiendo a los demás, pues al final son ellos los que harán de nuestro negocio algo sustentable o no.
Sé que hay casos en los que el cliente es un poco pesado, pero incluso ahí hay oportunidad, como dicen los chinos: «la guerra es oportunidad».

CULTURA DE SERVICIO
Los clientes son muy importantes, pero el personal también lo es, por eso hay que gastar tiempo e invertir en su educación, para que reflejen los valores de la empresa, no hay mejor manera de tener un buena reputación, que con empleados que disfruten y hablen bien del lugar donde trabajan, un empleado contento cuidará el negocio y a nuestro clientes.
Gracias al placer de servir, y a una sonrisa sincera, me ha tocado conocer gente increíble, amigos maravillosos y clientes muy especiales, desde artistas, deportistas, reinas de belleza y paisanos en todas partes del mundo.

¡Un abrazo a todos!

 

 

 

 

 

P.D. A esas cajeras con mala cara, ¡invítenles un sniker! Jajajajaja

Te puede interesar

DIA DEL TRABAJO EN PANDEMIA

El día del Trabajo es una fecha especial en que se conmemora el movimiento obrero …