Cronistas y escritoras/Egresadas de FACICO-U.V./En las grandes ligas

Luis Velázquez

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

UNO. Libro de Peniley Ramírez

En la facultad de Comunicación de la Universidad Veracruzana, FACICO, la estudiante Peniley Ramírez (La Habana, Cuba, 6 de abril de 1987) mostraba orgullosa su primer libro a uno que otro compañero y maestro. Era un libro de poemas.
Lo hacía deseosa de compartir. Se miraba y soñaba cronista. Lo fue. Primero, en un periódico local. Luego, quiso jugar en las grandes ligas y migró a la Ciudad de México. Y lo fue. Desde el año 2015, es corresponsal de Univisión en México y acaba de publicar otro libro. Se llama “Los millonarios de la guerra”, la parte sombría de Genaro García Luna, el súper policía de Felipe Calderón, anexos y conexos.

DOS. Cronistas y escritoras

Peniley forma parte de una generación estudiantil en la FACICO que ha alcanzado la plenitud en las grandes trincheras del periodismo nacional.
Pero, además, con libros publicados.
Por ejemplo:
Fernanda Melchor. Profesora en Puebla, cronista y escritora. Entre sus libros, “Aquí no es Miami”, “Falsa liebre y “Temporada de huracanas”, lista, parece, para convertirse en un filme cinematográfico.
Verónica Santiago. Cronista, con premios internacionales en crónica. Su primer libro, “Guerracruz, rinconcito donde hacen su nido las hordas del mal”.

TRES. Una cineasta

Mireya Cuéllar. Originaria de Martínez de la Torre, reportera y jefa de Información en La Jornada, ahora escribiendo desde la frontera norte. Su primer libro “Los panistas” tiempo cuando los panistas apenas emergían en el escenario nacional.
Daniela Rea. Cronista. Entre sus libros, Nadie les pidió perdón. Romper el silencio. La tropa, alternando con el periodista español, Pablo Ferri. Ya no somos las mismas y Aquí sigue la guerra.
Durante años, cronista en el diario Reforma de la Ciudad de México. Ahora, cineasta. Su primer documental, No sucumbió la eternidad.

CUATRO. De Cuba a Estados Unidos

Muy definida la ruta de Peniley Ramírez. De Cuba a Veracruz. Y de Veracruz a la Ciudad de México. Y de ahí a Estados Unidos.
Está operando en las grandes ligas del periodismo mundial. Nadie dudaría de que al ratito cambie domicilio al país vecino y desde ahí se mueva en los 5 continentes como enviada especial.
Su objetivo es muy grande. Mira lejos. Cada vez más y mejor.
Con su nuevo libro, ene número de veces la han entrevistado la prensa escrita, hablada y digital. La penúltima vez en Milenio TV con Elisa Alanís, quien se desbordó en reconocimientos y elogios y la llamó “mi gran amiga”.

CINCO. Al D.F. sólo llegan las valientes

Una parte la formación en la FACICO, pero la más singular y extraordinaria, el ADN y la vocación reporteril y literaria. El famoso “ya se trae” desde el nacimiento.
Las cinco cronistas y escritoras anteriores, por ejemplo, dejaron la comodidad de la hamaca en la aldea para foguearse en la metrópoli con los mejores entre los mejores.
A la Ciudad de México, decía el entonces Regente, Carlos Hank González, “solo migran los valientes”.

SEIS. Jugando en la selva urbana

Ellas tenían todo aquí, en la provincia. La garantía, digamos, de una vida tranquila y segura. Pero miraron el bosque más allá del árbol.
Y como el flechador le tiraron a la luna, conscientes de que nunca la rozarían, pero al mismo tiempo, ciertas de que llegarían, podrían llegar más lejos que todos.
Primero, cronistas. Luego, escritoras. Después, cineastas. Y compitiendo en la selva urbana.
Uno quedó aquí en el rancho grande para de vez en vez mirarlas en la tele cuando son entrevistadas y llenarse de nostalgia por los sueños abandonados en el camino.

Escenarios
Luis Velázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos Relacionados

Ir arriba