Biblia del nazismo/Mi lucha, de Hitler/Amores turbulentos

Luis Velázquez

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

EMBARCADERO: Nunca un libro de política ha sido regalado por órdenes superiores a los recién casados como “Mi lucha”, de Adolf Hitler, el gobernante loco que tan solo en Alemania ejecutara a seis millones de judíos… Hitler escribió el libro cuando estaba en la cárcel luego de un fallido golpe de Estado… Y cuando ascendió al poder convirtió “Mi lucha” en la biblia del nazismo… Y los alemanes que desean sobrevivir debían aprenderse los ejes rectores de memoria… Por eso, y entre otras cositas, lo regalaban a cada pareja nupcial…También a los niños que cumplían años…

ROMPEOLAS: Hitler en el poder, su libro alcanzó ediciones sobrenaturales… Tantas que, por ejemplo, tan solo de la primera edición le pagaron diez millones de euros de regalía… Y con ese dinerito se compró un barco y un Mercedes Benz… Pero cuando intentara una edición en el extranjero, las editoriales lo rechazaron… En México, cuando el presidente Lázaro Cárdenas ordenara el exilio de Plutarco Elías Calles, el Ejército entró a su casa en Cuernavaca a las 6 de la mañana y leía “Mi lucha”, acostado en la recámara en piyama… Y con todo y piyama y “Mi lucha” fue trepado al avión y exiliado…

ASTILLEROS: Ene número de veces, Hitler escribió la palabra “Paz” en su libro, cuando al mismo tiempo preparaba la guerra… Los niños en las escuelas cantaban una canción especial para el Führer “más noble de todo el mundo” le decían… En 1938, Hitler atacó Polonia y luego desfiló en París… Y hacia 1943 empezaron sus derrotas… Para entonces, “Mi lucha” se había convertido en un éxito… En tan solo dos meses se llegaron a vender cien mil ejemplares, un dato inédito, inverosímil, para la época…

ESCOLLERAS: Su jefe de prensa era Joseph Goebbels, un tipo de baja estatura, casi enano, tullido, feo, sin gracia, flacucho, que tocaba el piano, poderoso y perverso, y quien tenía un perro, su favorito, en el despacho como guardián… Goebbels escribió en su diario que le había entregado “todo, mi alma y mi cuerpo, mis neuronas y mi corazón” a Hitler… ¡Ay, sorpresas que da la vida!, pero de tarde en tarde, Hitler llegaba sin avisar a la residencia de Goebbels y se encerraba con su esposa en el cuarto de estudio y se la pasaban horas mientras, ni modo, el Ministro de Información salía de la casa a dar la vuelta con sus 6 hijos para que el Führer estuviera tranquilo, sin sobresaltos…

PLAZOLETA: El primero y el segundo círculo del poder de Hitler apodaba a Goebbels “El semental”… Era feo, pero al mismo tiempo, con una inteligencia incandescente y seductor de mujeres y hombres… Una de sus favoritas era la artista Marlene Dietrich… Una artista menor, de nombre Lida, lo seduce… Y enloquece tanto que su esposa pide la intervención de Hitler para evitar el divorcio… Y Hitler cita a Goebbels en su refugio conocido como “El nido del águila”, un búnker en la montaña y le da tremenda regañiza…

PALMERAS: Y lo amenaza con dejarlo fuera del gabinete si insiste con aquella pasión turbulenta… Goebbels le llora, pero Hitler se mantiene… Entonces, Hitler prohíbe todas las películas para entonces filmadas de Lida, la expulsa de Alemania, la acusa de traición, a su padre le cortan las piernas, y para acabar con “el mal”, ordena que la ahorquen en público… Goebbels le llora como un niño y Hitler la perdona, pero la refunde en el olvido cinematográfico… Los amores tormentosos del reino nazi…

Malecón del Paseo
Luis Velázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos Relacionados

Ir arriba