Aumenta tendencia suicida en menores

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

El confinamiento ha dejado al descubierto una tendencia suicida en niños y adolescentes de Coatzacoalcos. Al sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) han llamado padres de familia asustados porque sus hijos han escrito durante los últimos días que quieren morirse y por ello fue necesario brindarles atención psicológica, reveló la directora de Asistencia e Integración Social del Organismo Asistencial, Margarita Juárez Carrión.

La psicóloga detalló que desde que inició la pandemia el organismo asistencial puso a disposición un número celular para atención psicológica gratuita de manera preventiva así como de dinámica familiar y a la fecha suman 200 pacientes –la mitad de ellos menores de edad- algunos han llevado hasta 10 sesiones vía telefónica, pero también presenciales bajo los protocolos sanitarios debido a la gravedad del caso.

“Hay papás que refieren que a sus hijos les encontraron un papel donde dice que quieren morir. Cuando llaman el protocolo es que yo les pregunto para hacer una adecuada atención por parte del equipo de psicólogos del DIF, les canalizo paciente. Hay casos  donde dice la mamá que el hijo le dijo anoche que quería morir y atendemos al joven vía telefónica, se le llama intervención en crisis, son casos urgentes y hemos llegado a citarlos en la institución bajo todos los protocolos”, expresó.

En entrevista, Juárez Carrión explicó que al quedarse en casa ya no hay agentes externos como maestros y amigos que se percaten de los signos de problema en los niños y adolescentes.

LAS CAUSAS

La especialista comentó que los motivos que pueden llevar al deseo de quitarse la vida en un menor son internos, reflejo de la inmadurez y del neurodesarrollo asociados a disfunciones familiares.

Estas disfunciones familiares son aquellas situaciones donde no hay comunicación, respeto, armonía, paciencia, tolerancia a la hora convivir, mal humor así como la intención de alguno de los padres de irse de casa. Además incluyen los trastornos alimenticios en los niños ya sea por comer mucho o poco.

“Si ya traen un trastorno aunado a una serie de características de frustración escolar o de la familia y se le suma el confinamiento, posibles disfunciones familiares, dinámicas familiares no sanas que sustenten que pueda pasar con el niño o adolescente viene a generar un motivo que el niño se sienta con bajo autoconcepto, antes autoestima.

Se sabe que el no desarrollo adecuado del autoconcepto genera todas estas motivaciones para no sentirse adaptado y atacar su propia integridad hasta la muerte”, expuso.

Margarita Juárez reconoció que este panorama y los casos registrados tanto en Coatzacoalcos como en Sayula deben obligar a ver qué es lo que está sucediendo.

La funcionaria recomendó a los padres buscar ayuda profesional, pues las consecuencias pueden ir desde la separación de los padres o el abandono hasta el suicidio.

Agregó que el DIF cuenta con un equipo de seis psicólogos y el número 9211353947 para atender los llamados de la población, pues hay menores que decidieron llamar por su propia cuenta.

EXHORTAN A VIGILAR CONDUCTAS DE LOS MENORES

La psicóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coatzacoalcos, Claudia Cruz, recomendó a la población vigilar y detectar de manera oportuna a familiares y amigos con tendencias suicidas.

Afirmó que la pandemia ha generado cambios en el entorno de las sociedades, las cuales se han tenido que adaptar a ello y es normal sentir tristeza en estos momentos, debido a que muchas personas han perdido a alguien importante en sus vidas, empleos o hasta la propia salud.

Sin embargo, refirió es importante diferenciar cuando se trata de una tristeza temporal, o los episodios se prolongan y empieza a haber ciertos cambios en la manera de pensar y actuar del individuo.

SIGNOS DE ALARMA

Las principales señales de alarma comienzan cuando la persona tiene pensamientos relacionados con la muerte, se encuentra decaído, apartado de los demás, ya no se ríe como antes, está irritable, pesimista, inapetente, empieza a perder peso o tiene cambios evidentes de conducta.

En el caso de los jóvenes, es muy común que compartan imágenes relacionadas con este tema en las redes sociales. En caso de identificar alguna de dichas señales, lo recomendable es tener un acercamiento con la persona, además de buscar ayuda profesional para él y toda la familia, señaló la especialista.

“Es importante que si la persona empieza a tener pensamientos o ideas de suicidio o muerte, no se tomen a la ligera, es mejor exagerar en poner atención, que confiarse, pues está enviando señales de que requiere de un acompañamiento”, aseguró.

Por último, Claudia Cruz recordó que aunque la tendencia suicida es mayor en mujeres, los hombres son quienes más logran concretarlo.

A la fecha suman 200 pacientes –la mitad de ellos menores de edad- que han recibido atención psicológica gratuita.

Armando Ramos
Coatzacoalcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba