AJEDREZ

Negras juegan y ganan

Reikiavik, Septiembre de 1972

La partida 21 del Match por el Campeonato mundial de Ajedrez entre el GM Robert Fischer vs el GM Boris Spassky había llegado a la pausa acordada de los 40 movimientos.

Ambos contrincantes se retiraron a sus respectivos campamentos a descansar y analizar cómo continuar al día siguiente.

En ese instante nadie sabía que ese momento de la reanudación nunca llegará.

La noche de Boris y sus asesores es larga y agónica, porque sabe que, si cede ese punto, Bobby será campeón.

Por eso contempla con mucha concentración el tablero en busca de soluciones.

Todos estudian las posibles opciones pero ninguna lleva a una posible ruta para darle la vuelta al encuentro, ni de su parte, ni por parte de su equipo de ayudantes y consejeros.

Muy pronto se da cuenta de que está perdido.

Es media madrugada cuando los jefes de la delegación rusa reciben instrucciones sobre cual será el comportamiento de su representante, quién partirá de inmediato a Moscú.

En el otro lado Fischer se retira a dormir tranquilo, sabe que tiene atrapado a su rival y que solo es cuestión de terminar de acorrararlo y obtendrá el triunfo.

Su único acompañante, Will Lombardy también se va a la cama tranquilo, no hay mucho más que hacer.

Por la mañana, Spassky telefonea al árbitro del Match Lothar Schmidt y le informa de su decisión: se rinde conforme a las reglas tradicionales establecidas.

Y lo hace así, a distancia.

Ni siquiera se presentará a la reanudación, porque las autoridades soviéticas no quieren la fotografía de un ex Campeón ruso derrotado posando junto al nuevo rey norteamericano de los tableros.

Del otro lado Lombardi recibe la llamada del árbitro Schmidt sobre el abandono y casi de inmediato va al cuarto de Bobby y le dice que todo ha concluido…

“Cómo ?? No puede ser” exclama un angustiado Fischer, “estás seguro ??, Aún no se puede ir, nos falta mucho ajedrez por jugar, no me puede hacer esto”…

La confirmación de la noticia llega muy pronto y su grupo cercano lo empieza a felicitar, Bobby finalmente se relaja y comienza a sonreír…

Al fin se da cuenta que ya triunfado y ahora ya es el nuevo Campeón Mundial.

Aunque muchos aficionados creen que la rendición es prematura porque la posición es aún defendible, lo cierto es que no es así y el más famoso Match del siglo 20 ha terminado.

Robert James Fischer acaba de convertirse en el decimoprimer Campeón mundial de Ajedrez.

El sueño de toda su vida, al que se ha dedicado desde la infancia, se ha hecho realidad.

Lo celebra a su manera, refugiándose durante unos días en su hogar temporal de Islandia, disfrutando de paseos por el paisaje y del contacto con los caballos, animales con los que le gusta pasar el tiempo.

Ha conseguido todo aquello por lo que siempre había luchado.

El futuro le sonríe y todos están muy felices.

Pero lo que nadie puede sospechar es que nunca volverá a jugar una sola partida en una competición pública, hasta dentro de 20 años después.

Y lo.que vendrá más tarde con su vida personal.

La solución de la semana pasada es Dama blanca a la casilla c2 y luego a la f5 .

El desenlace del problema de hoy se dará la siguiente semana.

Por Antonio Aceves

TE PUEDE INTERESAR

Blancas juegan y ganan

¿Qué pasará con el actual Campeón mundial de Ajedrez de modo clásico? “Mi pasión por …

A %d blogueros les gusta esto: