La familia de la bebé regresó de inmediato al hospital y la niña de 27 semanas de gestación fue puesta en una incubadora, en cuidados intensivos neonatales.

Bebé que nació muerta, ‘resucitó’ en su funeral

Poco antes de llevarla al cementerio se dieron cuenta de que la bebé movía su cabeza.

Una bebé que había sido declarada fallecida poco después de nacer permanecía hospitalizada en la localidad paraguaya de Ciudad del Este. La pequeña fue trasladada después de que se moviera y recuperara sus signos vitales en medio de su funeral, relataron familiares a medios locales.

La niña nació alrededor del mediodía del viernes pasado mediante una cesárea, después de que su madre, una joven de 21 años, presentó complicaciones en su séptimo mes de gestación.

A la madre le practicaron una cesárea de emergencia, pues estaban en riesgo su vida y la de la bebé, que ya no recibía la oxigenación adecuada.

REGISTRO OFICIAL

Sin embargo, la niña fue declarada fallecida y entregada a su familia, junto con el acta de defunción, hacia las 13:40 local del viernes pasado. El padre de la bebé, Ignacio Medina, relató al canal Telefuturo que recibió el pequeño cuerpo “todo morado”.

EL MILAGRO

Los parientes, que ya habían sufrido la pérdida de otro bebé de la pareja, se trasladaron para celebrar el velatorio hasta una zona de Minga Guazú, localidad distante a unos 20 kilómetros de Ciudad del Este, la capital del departamento de Alto Paraná, fronterizo con Argentina y Brasil.

“Llegamos a la casa de mi mamá y la estábamos velando”, comentó Medina. Relató que poco antes de salir hacia el cementerio, uno de sus tíos se percató de que la bebé movía la cabeza y avisó a los presentes. “Después nos fuimos a mirar y su corazoncito estaba latiendo”, añadió el joven, que retornó de inmediato al hospital.

¿QUÉ OCURRIÓ?

Consultado al respecto, el director del Hospital Regional de Ciudad del Este, Federico Schrodel, no descartó que pueda tratarse de un caso de catalepsia.

MILAGROS DE JESÚS

“Por el estado de prematuridad, puede suceder esto, prácticamente el paciente se queda sin signos vitales”, dijo el especialista, y advirtió que puede darse un caso de este tipo por cada cinco millones de nacimientos. Los familiares no descartan una intervención divina y aseguran que la niña, aún bajo pronóstico reservado, se llamará Milagros de Jesús.

Como suele hacerse en las comunidades católicas, le rociaron agua bendita y, en ese momento, dicen que un tío se dio cuenta de que la bebé estaba viva. Se estima que la pequeña permaneció en el ataúd más de cuatro horas y, casi la mitad del tiempo, el cajoncito estuvo totalmente cerrado.

Agencias

Paraguay

TE PUEDE INTERESAR

Arranca operativo de verano en Veracruz

Despliegan 16 mil elementos de seguridad en el estado durante las vacaciones. Durante las vacaciones …