Paul McCartney siempre vio a Brian como el quinto Beatle y John Lennon confesó que, después de la muerte de Epstein, fue el inicio del fin de los Beatles.

Epstein

Es principios de noviembre de 1961 en Liverpool, cuando ocurre un breve diálogo que es clave en la carrera del grupo musical más importante de la historia.

“¿Tiene el disco de My Bonnie?” Le preguntó la chica al responsable de una tienda musical.

“¿De qué grupo es?” Le contestó un Brian Epstein apurado.

“Ah pues de los Beatles” le dijo la joven.

“Cómo no los conocía” confesó Epstein, “le pregunté por el lugar donde tocaban”.

“En la Caverna me dijo y decidí ir a verlos”.

Días más tarde y acompañado de su ayudante personal, Alistair Taylor, asistió al Cavern Pub y ambos, asombrados del lugar y de oir música pop, se entusiasmaron al ver el espectáculo.

“Me encantó el entusiasmo con que los recibieron los asistentes” recuerda Brian, “pero lo que más me gustó fue su música”.

“Cuando terminaron su audición platiqué con ellos y aceptaron mi propuesta de que fuese su promotor y director musical”.

Entonces el 24 de enero de 1962, John, Paul, George y el baterista Pete Best firmaron su primer contrato con Brian Epstein.

En agosto de ese mismo año firmaron otro contrato con Epstein, ya con Ringo Starr como baterista y con un aumento en sus ganancias.

Desde entonces les consiguió un contrato de grabación con la disquera E.M.I. y tuvieron un gran éxito con su primer disco, el sencillo “Please, Please Me”, al lograr el 1er lugar de las listas de popularidad en Reino Unido.

Muy pronto, los Beatles también estuvieron en el programa de televisión más importante de Europa : “Sunday Night” en el Palladium.

Epstein lidió al principio con jóvenes impuntuales que además vestían chamarras de cuero y pantalones azules de mezclilla, los convenció de quitarse las chamarras, usar pantalones y suéteres, lo que los llevó a tener el look que marcó los inicios de los Beatles.

La popularidad del cuarteto de Liverpool creció hasta las nubes en Reino Unido y Europa.

Las solicitudes para conciertos les llovieron en 1963 y su fama se hizo internacional, a principios de mayo de 1964  supieron que los Beatles habían alcanzado el número uno en  Nueva York con “I want to hold your hand”.

El grupo de jóvenes que al principio no sabían leer ni escribir música conquistó América, registró Brian Epstein en su autobiografía : “A Cellarful of Noise”, publicada en 1964.

“Y asi los Beatles dominaron el mundo del género, ya que USA es el corazón y alma de la música pop”.

Epstein sabía que USA, por ser un mundo de estrellas en la música, podría formarlos o romperlos: “America nos formó”, concluyó.

Pero entonces John Lennon declaró que eran más populares que Jesucristo y eso ofendió a la sociedad americana, se desató una campaña en su contra, Brian viajó a Nueva York para limitar los daños.

En una conferencia de prensa, Brian dijo a los periodistas que Lennon había querido decir : “que estaba asombrado de que la Iglesia de Cristo en Inglaterra, hubiera decaído en los últimos años. No quiso jactarse de la fama de los Beatles”, aclaró a los medios.

Por otro lado, Epstein fue inteligente al recordarle a los promotores que, si querían, estaban en su derecho de cancelar las presentaciones de los Beatles en USA… Pero ninguno lo hizo a pesar de las protestas.

En otra aventura de ese mismo año Brian Epstein rechazó la invitación de la Primera Dama de Filipinas, Imelda Marcos, a su palacio en Malacañang para que tocaran en una fiesta presidencial el 4 de julio de 1966.

Al final se hizo una larga gira por varias ciudades de la unión americana y todo concluyó en un gran éxito para el grupo inglés.

Luego vendrían 2 años de gloria pero los problemas y conflictos externos e internos deterioraron a la popular banda musical y Brian Epstein falleció de una sobredosis de barbitúricos el 27 de agosto de 1967.

El deceso tomó a todos por sorpresa y afectó profundamente a los integrantes.

El representante de los Beatles no solo cambió la vida de cuatro hombres, sino la de millones de personas en todo el mundo.

Paul McCartney siempre vio a Brian como el quinto Beatle y John Lennon confesó que, después de la muerte de Epstein, fue el inicio del fin de los Beatles. “supe que estábamos en problemas. Pensé, ‘ya fue suficiente’”, dijo Lennon en 1970.

“Sin Brian Epstein, The Beatles comenzaron a perder su propósito común, y al final, cada uno tomó su camino y sus propios intereses”, concluyó Chris Collins conocido crítico musical.

Por: Antonio Aceves

TE PUEDE INTERESAR

Arranca operativo de verano en Veracruz

Despliegan 16 mil elementos de seguridad en el estado durante las vacaciones. Durante las vacaciones …