Para los amigos justicia y gracia, para los enemigos la ley a secas…

La frase con la que encabezamos el presente artículo es de la autoría de Benito Juárez García, figura icónica del Jefe en turno de la Cuarta Transformación.

En su acepción más simple, dicha frase hace hincapié en el sentido que, para los amigos, cuando sean juzgados hay o habrá visos de suavizar el contenido de la Ley y mitigar las posibles penas, para aquellos amigos que hayan delinquido. A contrario sensu, quien no esté en el ánimo del mandamás del ejecutivo federal, será juzgado con toda severidad.

En la actualidad, la frase vuelve por sus fueros.

Ejemplos de esto los hay, mientras la ex jefa de gobierno y ex secretaria de Desarrollo Urbano y Territorial, Rosario Robles, esta detenida por los mismos delitos que Emilio Lozoya, este bajo la perspectiva de testigo, goza de la libertad bajo arraigo domiciliario.

A Rosario Robles, se le ha negado este beneficio. No defendemos a nadie comentamos lo que es del dominio público.
El Código Nacional de Procedimientos Penales, en su Artículo 155, establece cuales son las medidas cautelares para aquellas personas procesadas.

Emilio Lozoya está siendo procesado, ante ello y con el objeto de evitar la fuga, a petición de la fiscalía y acuerdo del juez -Emilio Lozoya- debería portar brazalete electrónico para ser localizado, cuando fuera necesario o a requerimiento de la autoridad responsable de impartir justicia. Al brazalete electrónico se suma el arraigo domiciliario. Ambas medidas son meras simulaciones, tanto de los órganos jurisdiccionales, como de la Fiscalía General de la República.

La periodista Lourdes Mendoza, la cual fue involucrada por Lozoya Austin, en el caso Oderbrecht, al endilgarle a la primera, por el segundo, actos de cohecho, al solicitar -según Emilio Lozoya- un bolso de mano de diseñador con un alto valor comercial. Cohecho que no se ha logrado comprobar, y qué por ello, el ex director de PEMEX está demandado por daño moral.

La periodista, logró captar imágenes de Lozoya, en un restaurante de lujo de la ciudad de México, si bien es cierto que el hecho de que haya salido Lozoya de su domicilio, como lo dijo el presidente, no es ilegal, si inmoral, sobre todo por la sujeción al proceso judicial y al escrutinio del pueblo.

Lo más grave es en el sentido que Lozoya Austin trae consigo el brazalete electrónico, entonces, si así lo desea, ante la salida de su en cualquier momento, puede sustraerse a la acción de la justicia.

Ciertamente no lo hará, puesto que por los oficios del padre de Emilio Lozoya, quien negoció la entrega de su hijo bajo ciertos beneficios, beneficios que se notan de manera precisa, pero que en la realidad, Lozoya Austin no ha logrado acreditar nada en contra de quien señala. Pero sí se aplicado de manera puntual la frase que dejo en la memoria Juárez. Para Lozoya, justicia y gracia, para los enemigos que se jodan.

Por: Gabino Bautista Báez
ÁGORA JURÍDICA

TE PUEDE INTERESAR

Tunden en redes a diputada de Morena por pedir pruebas de desabasto de medicamentos

Ante ello, la asociación Nariz Roja, que apoya a enfermos de cáncer, respondió a la …

A %d blogueros les gusta esto: