Perros que huelen el Covid-19: la nueva estrategia contra la pandemia

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un equipo de perros entrenados para oler la presencia del coronavirus antes que este se manifieste en los seres humanos. Esa es la nueva estrategia que se empezará a poner a prueba en el Reino Unido, como parte de un programa gubernamental de 500 mil libras que busca explorar distintos métodos de detección temprana del Covid-19. Si la iniciativa tiene éxito, los canes podrían llegar a ser capaces de analizar hasta 250 personas por hora, lo que según el Departamento de Salud y Asistencia Social (DHSC) podría revolucionar los procedimientos de monitoreo del virus.

El estudio, que será realizado por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Durham (LSHTM) y la organización Medical Detection Dogs, incluirá inicialmente a seis perros labradores y cocker spaniel llamados Norman, Digby, Storm, Star, Jasper y Asher. Estos ya han sido entrenados por Medical Detection Dogs en la detección de los aromas generados por algunos tipos de cáncer, además de la malaria y el mal de Parkinson. De acuerdo con el Departamento de Salud y Asistencia Social, si los canes logran registrar el Covid-19 en la gente asintomática, podrían operar con una “medida de advertencia temprana”.

“Los perros dedicados a la bio-detección ya detectan ciertas formas de cáncer y creemos que esta innovación podría generar resultados veloces que sirven a nuestra estrategia más amplia de tests. La precisión es esencial, así que esta prueba nos dirá si los ‘perros Covid’ pueden detectar de manera certera el virus para así lograr detener su propagación”, indicó James Bethell, ministro de innovación, a la cadena Bloomberg.

Durante la fase inicial, miembros del Servicio Nacional de Salud (NHS) en diversos hospitales de Londres recolectarán muestras de olor de gente con coronavirus y personas no infectadas, para que los perros sean entrenados. Según los expertos, estos canes podrían llegar a ser capaces de detectar el aroma de una enfermedad en una muestra que sería el equivalente de una cucharadita de azúcar diluida en el agua de dos piscinas olímpicas.

Entre seis y ocho semana durará el entrenamiento de Storm y el resto de sus compañeros. Crédito: DHSC

El profesor James Logan, director del departamento de control de enfermedades de LSHTM, señaló al diario Daily Mail que tiene muchas “esperanzas” en torno al éxito de la iniciativa: “Nuestro trabajo previo ha mostrado que la malaria tiene un aroma distintivo y, con Medical Detection Dogs, entrenamos exitosamente a perros para la detección de esa enfermedad. Esto combinado con el conocimiento de que las patologías respiratorias alteran el olor corporal nos hace creer que los perros también pueden detectar el Covid-19”.

El experto agregó que, de tener éxito, la estrategia podría transformar radicalmente “la manera en que detectamos el virus, con el potencial de poder examinar a numerosas cantidades de personas”. La doctora Claire Guest, cofundadora y directora de Medical Detection Dogs, agregó que los canes tienen “el potencial de ayudar a examinar rápidamente a la gente, lo que podría ser vital en el futuro. Estamos seguros de que nuestros perros serán capaces de hallar el olor del Covid-19. Luego pasaremos a la segunda fase para ponerlos a prueba en situaciones reales, tras lo cual esperamos trabajar con otras agencias para entrenar a más perros. Estamos muy orgullosos de que la nariz de un perro pueda nuevamente salvar muchas vidas”.

Star ya está preparada para registrar olores originados por males como la malaria y el Parkinson. Crédito: DHSC

Según los expertos de Medical Detection Dogs, la etapa de preparación de los canes podría tomar entre seis y ocho semanas. Luego de una fase inicial de tres meses, el gobierno decidirá donde será más útil la acción de los animales. Una posibilidad es que sean desplegados en distintos puntos de entrada al Reino Unido, con el fin que detecten a potenciales portadores del virus en lugares como aeropuertos. Los perros también podrían ser usados en centros de diagnóstico, como otra forma de testeo junto a los exámenes más tradicionales.

Los pacientes con diabetes ya usan perros que detectan cuando los niveles de azúcar en su sangre llegan a niveles peligrosamente altos o bajos. Además, en el Reino Unido otra organización llamada Hypo Hounds entrena perros para que huelan cambios distintivos en el aliento o el sudor de las personas que portan esa enfermedad. Los canes incluso registran un problema antes que los monitores de glucosa.

Hace cinco años, investigadores del Centro Clínico de Investigación Humanitas en Milán, Italia, reportaron que habían entrenado a dos pastores alemanes en la detección en muestras de orina de químicos ligados el cáncer de próstata. Los perros acertaron en el 90 por ciento de los casos. Además, en 2018 otro reporte de la Universidad de Durham mostró que los canes pueden determinar si alguien tiene malaria al oler sus calcetines. Tras meses de entrenamiento, un labrador y un labrador-retriever pudieron establecer si un niño portaba la enfermedad, aun cuando el menor no mostrara síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba