No me importan las amenazas, seguiré alimentando a gatos de la calle

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

La proliferación de gatos en la zona centro de la ciudad de Veracruz ha ocasionado entre los habitantes discusiones e incluso agresiones entre quienes están a favor de ayudarlos y quienes buscan acabar con ellos.

Así ocurrió con los gatos que habitan en el callejón Degollado en la colonia centro, vecinos exigieron a la ciudadana Maru Hernández dejar de cuidar y alimentar a los gatos sin hogar, pues querían evitar que los animales continuarán habitado la zona.

Al negarse a la solicitud de los inconformes, Marú comenzó a recibir agresiones en su contra y en contra de los gatos, según detalló.

“Hace unos 15 días me llamaron la atención por parte de una vecina que ya no quería ver animales aquí (..) entonces lo que sucedió fue que la renuencia fue total y al no sentirme apoyada pues los metí y sestando yo aquí los agarraron a pedradas”, dijo.

Maru explicó que aunque los gatos permanecen frente a su casa, mantiene siempre el área limpia; señaló también que los gatos llegan por momentos, es decir, no se encuentran las 24 horas en el lugar, pues la mayoría solo van a comer y se van.

Sin embargo, algún vecino envenenó a dos de ellos al darles de comer huesos con sustancias toxicas que acabaron con su vida.

“No los querían que por el COVID, que por las alergias, que porque no querían más animales aquí (..) cuando nosotros podemos los esterilizamos, yo ahorita estoy costeando la esterilización de uno porque a raíz de esta maldad surgió un acto de amor y una chica vino a adoptar a uno, al más vulnerable”, explicó.

Luego de las agresiones que recibió, elementos de la Policía tomaron el reporte de los hechos y asociaciones protectoras de animales se pusieron en contacto con ella para recibir apoyo y evitar que los gatos fueran lastimados.

“La respuesta de los animalistas fue tan grande que me sentí muy apoyada, la policía levantó un reporte porque arrancaron mi letrero y eso ya fue un acto de agresión además de las amenazas que me hicieron”.

Afortunadamente, gracias al apoyo externo que recibió, Maru asegura que no ha recibido más amenazas, sin embargo, pide a la población ayudar de manera responsable y en medida de sus posibilidades, a los animales sin hogar y evitar hacerles daño.

Agencias/Veracruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba