Embellece la escuela aún cuando los niños no están en la institución

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Ignacio Santiago Cruz, intendente de una escuela primaria en la colonia Díaz Ordaz, trabaja embelleciendo las instalaciones; aún cuando todavía los niños no regresan a tomar clases presenciales debido a la contingencia del Covid 19.

La pandemia hizo que el salario de Ignacio o «Nachito» como es conocido por las personas, bajará al 50 por ciento, el se traslada del centro de Cosoleacaque a la colonia Díaz Ordaz en autobús.

En contingencia recibe mil pesos quincenales, sueldo que es sustentado de las cuotas voluntarias a la sociedad de padres de familia cada inicio de ciclo escolar.

En pandemia cobra el 50 por ciento de su salario

Carlos hijo de Nachito, en ocasiones le acompaña a realizar su trabajo, él ha sido testigo del coraje y la dedicación de su padre para su familia, y escribo lo siguiente en redes sociales mostrando lo orgulloso de tener un padre que a pesar de las adversidades lucha por sacarlos adelante.

«Él es mi papá y él es intendente y no me da vergüenza decirlo con lo poco que le pagan nos saca adelante y eso me enseño a valorar la vida…

A mi padre solo le pagan el 50% y con eso gracias a Dios salimos a delante valoren mucho lo que hacen sus papás por ustedes…

Y en cuestiones de esta pandemia el sigue trabajando sin importar cuando le paguen.
Aúnque muchos no quieran pagar las cuotas voluntarias, pero es beneficio para que la escuela se mantenga en buenas condiciones», Carlos.

El salario que actualmente recibe Nachito no alcanza para la alimentación, educación de la familia, es por eso que los domingos vende mole junto a su esposa en el parque de la colonia Díaz Ordaz, ubicado frente a la escuela donde labora.

«Tengo dos hijos que están estudiando la preparatoria, las inscripciones, los útiles, los gastos no paran».

Nachito comparte su número telefónico 9221551673 por si alguien tiene algún trabajo extra que pueda realizar de 2 de la tarde en adelante, después de trabajar en la primaria.

El salario de «Nachito» depende de las cuotas voluntarias

Nachito lleva 22 años trabajando de intendente en la escuela primaria Leona Vicario ubicada en la colonia Díaz Ordaz, y todos esos años han solicitado al gobierno un conserje.

Las escuelas públicas cuentan con costo para mantenerla en buenas condiciones de 48 mil pesos, sin contar con los otros gastos que son sustentados por los padres.

«Yo quisiera no depender de los padres de familia, porque sé de los gastos que implica, el director y los padres de familia han dirigido cartas a diferentes gobernadores y no hay respuesta para un conserje de base».

Ignacio sigue desempeñando su labor aún cuando las escuelas están cerradas, se le puede ver de lunes a viernes de 8 a 2 de la tarde en la primaria; podando árboles, limpiando la parte de afuera, los campos, lavando los salones.

«La escuela debe de estar lista para alguna emergencia, si me avisan que mañana se toman las clases en la primaria todo está listo, todo está limpio, en buenas condiciones para el regreso de los niños».

El gobierno debe dotar de trabajadores de limpieza

La Secretaría de Educación Pública (SEP) debe dotar a cada plantel de trabajadores de apoyo para las labores de limpieza, en la práctica son decenas de instituciones las que carecen de empleados contratados de manera formal, cuota que sale de las aportaciones de los padres.

Así que la próxima vez que escuches la versión de que los padres de familia no deberán pagar cooperaciones voluntarias para inscribir a sus hijos en escuelas públicas, recuerda que hay personas que dependen de esas cuotas, como el pago de conserjes que no es solventado por el gobierno.

Mari Carmen Rosas/Cosoleacaque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba