Dos hermanitos llevan 10 días desaparecidos

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Desde hace nueve días la familia Xolot Peralta ruega a Dios todos los días para que su núcleo familiar esté completo de nuevo, porque los dos miembros más pequeños han desaparecido y no saben nada de ellos.

Se trata de Homer de Jesús Xolot Osorio y Ana Brigitte Xolot Osorio, dos niños de 9 y 6 años quienes fueron separados de su familia en la colonia Miguel Hidalgo, hace exactamente 10 días, son un par de hermanitos muy unidos que hoy se encuentran en algún punto desconocido.

El martirio de esta familia empezó el 25 de agosto, cuando recibieron en su hogar a Marisol Osorio Garza, mamá de los dos menores, quien ha estado separada de los niños y de Miguel Ángel Xolot, papá de los pequeños desde hace más de 4 años.

Miguel Ángel, padre de los menores narra lo que ocurrió esa tarde de la que se encuentra completamente arremetido de haberle abierto la puerta a su ex pareja sentimental y madre de los pequeños.

«Llegó llorando, con el pretexto de que se había separado de su pareja en Cancún, aquí  la recibimos con bien, y le brindamos refugio, porque es la mamá de mis niños, y después de estar una hora y media, me dijo que si le permitíamos que llevara a Homer y a Ana a casa de su padrastro. Le dijimos que sí, pero que regresara a los niños al otro día, nunca lo hizo» expresa Miguel Ángel.

Explica que ya le han hablado por teléfono, se han tratado de comunicar vía WhatsApp, pero que ella los bloqueó de todas las aplicaciones y no les contesta, ni les devuelve las llamadas telefónicas.

Dijo que se ha comunicado con la mamá de su ex pareja, la señora Juana Garza, pero como se trata de una persona muy conflictiva, sólo le ha respondido con groserías y no le ha dicho del paradero y de los niños.

«Lo único que quiero saber es si mis hijos están bien, que me los regrese y no habrá ningún problema, porque no sé si ya comieron, si están con salud, si han dormido, por qué se los llevó sin nada de ropa, la única ropa y zapatos que traen son los que se llevaron esa tarde».

ABUELOS EN LA TRISTEZA

Por su parte, Juan Xolot y Guadalupe Peralta, son los abuelos de los niños, quienes están devastados, todos los días ruegan por sus nietos, le piden a Dios que los ayude a regresar, piden que su madre se toque el corazón y vea que el hogar de los niños está ahí con ellos.

«Estoy muy triste porque Marisol, se los llevó a la mala, no tenía porque actuar así, le abrimos nuestra casa para que pudiera verlos, no para que se los robara y huyera, Homer de Jesús y Ana Brigitte son la alegría y la luz de nuestra familia» explica el abuelo.

Sendic Aguirre
Coatzacoalcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba