Detienen al «Jeffrey Epstein» del Sur de Veracruz

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Elementos de la Policía Ministerial dependientes de la delegación Coatzacoalcos, detuvieron este día a un presunto depredador sexual que carga en su haber numerosas denuncias por abuso contra menores de edad, que cometió en una colonia marginal del municipio de Cosoleacaque.

Casimiro N, de 57 años, comerciante de la colonia F Gutiérrez, quedó detenido formalmente este día por una orden de aprehensión, que fue girada en su contra por señalamientos, hechos tanto por los padres como por las víctimas, que hasta ahora son tres, y podrían incrementarse una vez que la noticia escale en la zona.

Desde que se supo el escándalo en la colonia citada, las madres de las víctimas se han ido contactando y les han llegado los señalamientos.

El personal de la PM le hizo efectiva la orden a este peligroso sujeto por los señalamientos en su contra contenidos en las carpetas SUIJP/DXXI/FE1/324/2020 y la SUIJP/DXXI/FE1/349/2020, más otras que se le están acumulando en el Juzgado de Procedimientos Orales de Minatitlán.

LAS CAZABA CON REGALOS

Los vecinos de la colonia citada, comentan que Casimiro N transitaba por la vida como un tranquilo y amable comerciante de masa y tortillas

A diario salía de su casa con su carretilla o cubos de masa para comerciar en la tortillería «Raquelita», ubicada en la misma colonia, sin saber que este trayecto lo hacía a diario para ponerle el ojo a sus posible víctimas, a las que se acercaba con ofrecimientos de regalos, dinero o si se resistían, las amenazaba.

La zona donde operaba este supuesto depredador es de alta marginación, y muy poco atendida por las instancias de gobierno, por lo que es alto el nivel de niños que son vulnerables a este tipo de agresores y otros peligros.

El supuesto delincuente, al que ya se conoce como el Jeffrey Epstein del sur de Veracruz, en alusión al magnate pedófilo que estaba tras las rejas antes de suicidarse, les daba regalos como juguetes y dinero a las víctimas para llevarlas a su guarida, en donde cometía sus actos despreciables contra niños y niñas de entre 8 y 11 años.

Ahí, los manipulaba con dinero y amenazas para que lo dejaran saciar sus bajos instintos y posteriormente los amenazaba con hacerles daño a ellos o a sus padres si decían algo.

El agresor les decía que los iba a matar o que mataría a sus papás si se atrevían a decir las cosas bajas y viles que les hacía.

Así operó impunemente hasta que fue denunciado por familiares de las y los menores a los que causó daño y los padres se dieron cuenta de que eran blanco de abusos cuando las víctimas manifestaron cambios repentinos en su personalidad y entorno social.

Hasta ahora suma tres denuncias en su haber, pero podría haber más víctimas.

Se sabe que incluso el agresor usó a menores de su propia familia para cometer estos actos bajos, porque en las declaraciones salió a relucir el caso de una menor que supuestamente es su entorno familiar y la empleaba para «enganchar» a otros menores

Es decir, posiblemente la menor era enviada por este sujeto para que le reclutara otras niñas con el ofrecimiento de que les darían regalos y dinero para comprar golosinas, tal cual hacía el polémico
Jeffrey Epstein, con su red de reclutadoras.

Por eso el número de víctimas que este hombre pudo haber dañado por el momento es desconocido, el DIF de Minatitlán es debe investigar y revisar el contexto familiar de los menores que están dentro de su entorno para evitar que haya pequeños que estén sufriendo esto en silencio y saber hasta que punto la familia estaba consintiendo esta conducta, pues también les puede tocar cárcel por omisión y complicidad.

Agencias/Minatitlán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba