Continúan registrándose llamadas de extorsión en Minatitlán

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Llamadas de extorsión en los municipio de Minatitlán y Cosoleacaque siguen siendo un grave problema para comerciantes, profesionistas e incluso transportistas que viven con la incertidumbre de las prácticas recurrentes de presuntos integrantes de la delincuencia organizada.

En lo que va del cierre de esta semana, tan solo en la primer ciudad en mención, fueron cinco los reportes de diferentes víctimas que señalaron recibieron amenazas de muerte provenientes de una voz masculina con una lada del puerto de Coatzacoalcos, citando el individuo que pertenecía a una célula criminal y que incluso, operaban desde las instalaciones del Centro de Reinserción Social (CERESO) Duport Ostión, bajo todo el control de mandar a “ejecutar” a quien no contribuyera con “la causa”.

“La persona de quien se dijo “comandante” nos pedía la cantidad de 20 mil pesos como entrada y que nos quedaría una cuota fija de 10 mensual para la “protección”, lo que se hizo fue colgar de inmediato y dar parte a autoridades, el número fue bloqueado pero está el miedo latente”, aseveró una de las víctimas de identidad reservada.

Bajo el mismo modus operandis se dieron otras amenazas a sectores representados por profesionistas de la salud y el comercio local.

Tan solo en este 2020, en Cosoleacaque la delincuencia organizada orilló al cierre de por lo menos 10 establecimientos dedicados a diversos giros, pues muchos de ellos consideraron se irían a la quiebra en caso de caer en el chantaje de los delincuentes, llevando a muchos de ellos a refugiarse en otros estados de la república.
Por lo menos 20 empleados directos concluyeron la relación laboral con las marcas siendo un golpe a la economía del mismo número de familias.

Irónicamente en Minatitlán se cuenta con tres batallones de infantería, una Policía Municipal, Estatal y los recorridos de la Fuerza Civil (FC), acciones que son rebasadas por delincuentes que han desafiado a las corporaciones del orden pues a plena luz del día han baleado fachadas de consultorios médicos, casas particulares y otros establecimientos que no han accedido al pago de “cuotas” consolidado como una “moda” en la actualidad.

Omar Vázquez Valencia/Minatitlán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba