Carta abierta: Justicia para Ricardito, niño asesinado en Chinameca

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Familiares de niño asesinado en el 2016 en Chinameca, piden justicia por Ricardito “Tibiri”. Su presunto asesino regresó al pueblo con arraigo domiciliario.

Yo no pretendo desfigurar la historia, simplemente quiero que conozcan la siguiente:

JUSTICIA PARA RICARDITO

“Tibiri” como le decíamos quienes lo queremos y recordamos, tenía 7 años cuando le fue arrebatada su vida y creo firmemente que él es, el más y único inocente en toda esta tragedia.

Lic. Andrés Manuel López Obrador, representante de esta nación mexicana; ingeniero Cuitláhuac García Jiménez, representante del estado de Veracruz:

No es posible que alguien que haya empuñado un arma y asestado ferozmente contra la humanidad de un niño de 7 años, tenga que estar hoy libre, que es lo mismo que estar en arraigo domiciliario, cuando a partir del 17 de abril de 2016 un día después, un mes después y aún, un año después, se ofreciera recompensa por 250 mil de pesos a quien diera con el paradero de Rafael Carmona, sí señores, porque se ocultó o lo ocultaron.

Es inaudito señor presidente, señor gobernador que en quienes debiéramos confiar nuestra seguridad, en estas nuestras autoridades, hoy sean ellos a nombre de la jueza Janeth Pérez Cano quien después de conocer el proceso y el hecho ocurrido, den arraigo domiciliario, después de que no sólo destrozó la vida de un inocente, sino también destrozó a una familia entera, destrozó ilusiones, sentimientos; sueños quebrados de toda una familia, de todo un pueblo que apoyó, se solidarizó en marchas y en corazón, en sentido de pertenencia y de injusticia porque en México y en Veracruz los niños no se tocan, pero tampoco se matan.

No pueden estar los derechos de una persona INCULPADA según por los “tiempos” en el proceso penal, por encima de LOS DERECHOS DE UN NIÑO QUE AHORA ESTÁ MUERTO, si no hay justicia para este tipo de delito, cómo pretender cambiar la cultura de DENUNCIA de un abuso sexual, o un abuso escolar, o un maltrato infantil; SI NO HAY JUSTICIA PARA UN ASESINATO DE UN NIÑO DE 7 AÑOS.

MI PREGUNTA ES, ¿CUÁL ES LA HISTORIA QUE PRETENDEMOS  CAMBIAR? ¿LA DE LA IMPUNIDAD?, ASÍ NO LO CREO.

¿CÓMO SACO DE MI CABEZA ESTA PREGUNTA?

¿CÓMO DENUNCIÓ SI NO HAY JUSTICIA?

POR QUÉ TANTA PARAFERNALIA SI NO PASA LA JUSTICIA POR ESTOS PUEBLOS ¿QUIÉNES SOMOS SEÑORES?,¿EN QUÉ NOS ESTAMOS CONVIRTIENDO?, NOS HEMOS DESHUMANIZADO.

YO LIMPIÉ LA SANGRE DERRAMADA DE UN NIÑO QUE JAMÁS VERÉ SONREÍR, QUE SUS OJOS JAMÁS VOLVERÁN A VER UN AMANECER.

RAFAEL CARMONA MATÓ MUCHO MÁS QUE A UN NIÑO DE 7 AÑOS.

Si es verdad todos rehicimos nuestras vidas, no fue fácil, no fue igual y no lo será jamás, pero es inaudito que una persona de la calaña de Rafael Carmona, quien en ese entonces fue ayudado por el alcalde en turno, hoy esté en arraigo domiciliario, en nuestro Chinameca que vio, sintió y lloró la muerte de Ricardo Mayo Coronado, nuestro “TIBIRI”, es inaudito que este hombre esté pisando el mismo pueblo.

Solo buscamos justicia y nuestras armas no son las mismas que utilizaste Rafael Carmona, nuestras armas son las palabras, es la palabra que no se calla, nuestras armas son muy diferentes a las que matan y ensangrientan cuerpos de niños inocentes. Nuestra arma más fuerte es la familia Rafael Carmona, tú estás libre, la justicia te está favoreciendo, tal vez por esta justicia del hombre, pero hay una justicia incorruptible que es divina y esa nadie la manipula, y conoce nuestros corazones.

El silencio causa impunidad, quien calla otorga.

Y ¡No! no quiero callar, NO VOY A CALLAR.

NO SÉ SI DESPUÉS DE PUBLICADA ESTA CARTA, DEBAMOS TEMER, PERO SERÍA EL MISMO CULPABLE.

PEDIMOS JUSTICIA POR “TIBIRI”.

Sé que ahora está en manos de Dios yo no tengo corazón para odiar, pero tampoco voy a callar mi derecho a la libertad de expresión.

A.E.

LAS VOCES DE UNA FAMILIA QUE NO PIERDE LA ESPERANZA EN LA JUSTICIA.

(IBZE)

MINATITLÁN/ MARI CARMEN ROSAS

CORTESÍA/LIBERAL
A cuatro años del asesinato del pequeño, aún no se ha hecho justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba