Alertan riesgos cibernéticos para las escuelas en retorno a clases

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

México dio inicio al ciclo lectivo 2020-2021 este 24 de agosto de 2020. El retorno a clases se da en un formato mixto entre televisión, radio y educación remota vía Internet.

El país tiene 200 mil escuelas públicas de educación básica y alrededor de 1.2 millones de maestros afrontan un reto mayúsculo en la ejecución del programa Aprende en Casa II.

Durante junio, el FBI alertó a escuelas de educación básica y preparatoria de Estados Unidos sobre el incremento de ataques de ransomware durante la pandemia del virus SARS-CoV-2.

Los datos personales se convirtieron en un atractivo para los delincuentes cibernéticos. La educación a distancia supone desafíos de seguridad para las instituciones educativas, alumnos y profesores. La coyuntura amplía la superficie de ciberataques y esto puede crear enormes puntos ciegos de seguridad en el regreso a clases, dijo Luis Isselin, country manager de Tenable en México.

Entre los principales ataques, un delincuente informático podría aprovecharse de una inyección de código SQL. Se inserta un código malicioso en un campo de entrada de la base de datos para su posterior ejecución. En una aplicación web de la escuela, esta situación podría comprometer el esquema de autenticación de un estudiante o profesor.

Recomendaciones para mejorar la postura cibernética de las escuelas

Tener una visión integral de los activos. Con el incremento de los dispositivos personales se recomienda no perder de vista donde viven los activos. Sin su visibilidad, los especialistas de seguridad informática no tienen maneras efectivas de monitorear y planificar escenarios de mitigación.

Adoptar prácticas de gestión de vulnerabilidades basadas en riesgos. Las escuelas deben adoptar un programa de gestión de vulnerabilidades basado en riesgos. Esto permitirá un monitoreo de la red en tiempo real.

Hacer uso y aprovechar las soluciones de aplicaciones web diseñadas específicamente. Las instituciones educativas se podrían beneficiar al aprovechar las soluciones dedicadas a proteger las aplicaciones web de uso común.

Seguir las prácticas de higiene cibernética. Para reducir el riesgo cibernético, las escuelas deben tener el compromiso de actualizar sistemas y aplicaciones de manera periódica, así como reforzar los esquemas de autenticación. Esto puede significar el mantenimiento de claves únicas para el acceso a las cuentas digitales de los estudiantes y profesores con el fin de reducir la probabilidad de sufrir un ataque.

Con las recomendaciones tácticas provistas por la firma de ciberseguridad, las instituciones educativas podrán alcanzar una mejora en su postura de seguridad general y esto traerá el beneficio de reducir los riesgos cibernéticos y así concentrarse en la educación de los alumnos en el retorno a clases.

Agencias/CDMX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Ir arriba